Campus Tecnología

El Santo ya usaba la tecnología de nuestra época

Michel Olguín / Myriam Nuñez
El Santo es el luchador más popular de México y el mundo, en todas las regiones donde se sabe o se conoce de Lucha Libre es de las figuras más importantes.

A más de 100 años de su nacimiento, el legado de El Santo trasciende fronteras. “El imaginario que creó era tan fascinante que en su época ya utilizaba la tecnología que actualmente manejamos, como es el zoom o el smartwatch”, dijo José Ángel Garfias Frías”, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Fue un 23 de septiembre cuando Rodolfo Guzmán, mejor conocido como El Santo, llegó al mundo y justo el 21 de septiembre se celebra el Día Nacional de la Lucha Libre, dos fechas importantes para este deporte, añadió el entrevistado.

“El héroe mexicano de carne y hueso sin duda es el luchador más popular de México y el mundo, en todas las regiones donde se sabe o se conoce de Lucha Libre es de las figuras más importantes”.

Sus inicios

Rodolfo Guzmán comenzó su carrera introducido por su hermano Black Guzmán, quien también era luchador. Al principio El Santo era rudo y posteriormente se convirtió en técnico, para ser el superhéroe de los mexicanos. Su popularidad creció tanto que llegó a ser un personaje reconocido a nivel mundial.

En la década de los 60 y 70 se crearon tanto historietas como películas de este famoso personaje, incluso las personas acudían a las arenas para ver en carne y hueso a quien consideraban una leyenda viviente.

“La personalidad de Rodolfo Guzmán no estaba tan lejos de la ideología de El Santo, era un tipo honrado y honesto”. Varios de sus allegados contaban que el luchador aparecía en las arenas pequeñas para ayudar a los patrocinadores y al momento de cobrar sólo pedía una torta y un refresco.

Quizás su popularidad aumentó a través del cine mexicano, industria que al crear películas de luchadores buscaba a la figura del momento, Rodolfo Guzmán resultó perfecto. Posteriormente surgieron los cómics y todo el imaginario que lo ha acompañado hasta después de su fallecimiento.

Su relación con la tecnología

“La relación de El Santo con la tecnología era muy evidente en sus películas, donde podemos distinguir varios inventos”explicó el académico universitario.

Se podría decir que tenía una Santicueva, un espacio lleno de computadoras y accesorios tecnológicos que le permitían monitorear los crímenes. Ahí contaba con su comunicador que le permitía mirar en una pantalla de televisión a quien buscaba su ayuda, ya fuera un científico o el jefe de la policía.

Otro elemento icónico de sus películas era su reloj que le permitía comunicarse con Blue Demon, un artefacto muy parecido al smartwatch. Su compañero en el cine podía escucharlo hasta el infierno, se trataba de la mejor tecnología.

Además, tenía su auto convertible que al igual que James Bond se transportaba a los diversos lugares con mucho estilo.

En las historietas contaba con una mochila cohete que le permitía volar. No obstante, cuando la gente acudía a las arenas le pedían que sacara este artefacto para verlo elevarse en el aire, un acto que no podía realizar.

Inclusive, contaba con unas pistolas lanzallamas que le resultan muy útiles. Por ejemplo, en la película El Santo contra las Momias de Guanajuato, logró acabar con sus enemigos gracias a estas armas.

“Se creó todo un imaginario y sin duda El Santo copió a todos los superhéroes para tener toda la tecnología de su lado”.

A través de los años

«El Santo refleja todo el imaginario de México de aquellos años, además de todos nuestros deseos, anhelos y ambiciones de lo que quisiéramos ser”.

A pesar de haber pasado más de tres décadas de su fallecimiento, su legado y figura siguen vigentes, concluyó.

Deja tu comentario

Comentarios