Deportes

Adiós a jugadores de americano que concluyeron elegibilidad

Gaceta UNAM
No prosperó la petición de extender su periodo un año más ante la pandemia

Al concluir su elegibilidad, un adiós sin sudor, sin olor a césped y sin la cálida despedida de sus amigos y familiares desde las gradas se avecina para los jugadores de quinto año (generación 1995) de los equipos de futbol americano de la Liga Mayor de la ONEFA, tras la cancelación del torneo de Liga Mayor 2020 a causa de la Covid-19. Aun así, la cara está en lo alto por parte de quienes cierran este capítulo con Pumas CU y Pumas Acatlán.

Jürgen Guillermo Brandenstein Ferreyra, alumno de tercer semestre en la maestría en Administración de Organizaciones en la Facultad de Contaduría y Administración y tacle ofensivo de la escuadra de Ciudad Universitaria, fue uno de los atletas que promovió una excepción para rematar en 2021 como siempre lo imaginó: en el emparrillado.

La propuesta no fructificó, pero la sensación es de agradecimiento a la UNAM. “El futbol americano complementa una educación de calidad y ahora la vida sigue. Es un duro golpe para todos nosotros, pero hay más objetivos personales y profesionales. Hay que continuar en el día a día”, afirmó Brandenstein.

La iniciativa de solicitar la prolongación de su elegibilidad para despedirse en la cancha comenzó con una carta enviada a la ONEFA, que en redes sociales generó un impacto positivo para el medio del futbol americano estudiantil en el país. Después apareció un video, un collage y la etiqueta #porunúltimoaño. Al mismo tiempo surgió una propuesta institucional que fue votada en asamblea extraordinaria por los miembros de la organización, sin ser satisfactorio el resultado para los más de cien jugadores de Liga Mayor involucrados.

Fueron tres instituciones las que elaboraron ponencias para que los de la generación 95 pudiesen extender su elegibilidad un año más: UNAM, IPN y Sedena. En la propuesta sometida al pleno de la ONEFA se estipulaba que quienes tenían esta condición debían mantenerse en la misma escuadra y proseguir su avance académico, en licenciatura o posgrado. El resultado: 11 votos en favor y seis en contra, con lo que no se alcanzó 75 por ciento indispensable para que prosperara la petición.

“Estoy agradecido por pertenecer a esta casa de estudios y por la oportunidad de seguir estudiando aquí, aunque ya no pueda defender sus colores en el campo. Es el equipo más grande de México; Pumas irradia tradición e historia, desde el momento que entras a las instalaciones lo sientes”, resumió Jürgen Brandenstein.

Juan Francisco Espinosa Martínez, estudiante de la Facultad de Derecho y liniero defensivo; Daniel De Juambelz Jiménez, mariscal de campo, y David Flores Estrada, de la Facultad de Química, y free safety, así como Carlos Rogelio Velarde Mantilla, liniero defensivo, son los otros jugadores del conjunto de Ciudad Universitaria que terminan este año.

Por Pumas Acatlán, Luis Alejandro Álvarez Castillo, Héctor Ikker Galván Lozada, Brandon Cruz Carrillo, Marco Antonio Camacho Palomera y Alexis Ramos Guerrero son quienes se despiden.

Deja tu comentario

Comentarios