Academia NewsFeed

India y el coronavirus

Etcétera

India, en el momento de escribir estas líneas, es el tercer país más golpeado a nivel mundial por el SARSCoV2, agente causal del COVID-19, sólo detrás de Estados Unidos y Brasil. En los últimos años, el país ha llamado la atención de propios y extraños, debido a sus tasas de crecimiento económico, el desarrollo de recursos humanos en sectores estratégicos de la economía globalizada como las tecnologías de la información y la comunicación y, ciertamente por ser una potencia productora de medicamentos genéricos a nivel mundial. Con todo, frente a la polarización social, la desigual distribución del ingreso y una población mayoritariamente rural en un territorio que, a diferencia del de su vecino, la República Popular China (RP China) no es tan extenso -India cuenta con 3 287 263 kilómetros cuadrados-, y, por lo mismo, posee una densidad demográfica alta -a razón de 406. 9 personas por kilómetro cuadrado-, los desafíos que enfrenta de cara al SARSCoV2, son enormes.

India tiene una población de 1 352 642 280 millones de habitantes, la segunda mayor del mundo, sólo detrás de la RP China. Con un producto interno bruto (PIB) de 12. 36 billones (trillions) de dólares, es la 3ª economía a nivel mundial y posee un ingreso per cápita de 9 027 -medido en términos del poder adquisitivo. India ocupa la 129ª posición en los índices de desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con un desarrollo humano medio. Figura en el 68° lugar -en un listado de 141 países- en el índice de competitividad global del Foro Económico Mundial correspondiente a 2020.[1] En el índice de libertad económica de la Fundación Heritage, India se encuentra en la 120ª posición.[2] En el índice de percepción de corrupción de Transparency International, India se ubicó en el 80° lugar entre 198 países en 2019.[3] En el índice de paz global de 2020, India está en el 139° lugar en un listado de 163 países.[4]

TRIPURA, 18 mayo, 2020 (Xinhua) — Una pasajera observa desde un tren que traslada a personas varadas en medio del confinamiento en curso por la COVID-19, en Agartala, ciudad capital del estado de Tripura, en el noreste de India, el 18 de mayo de 2020. (Xinhua/Str)

Localizada en el sur de Asia, India tiene fronteras terrestres con ocho países, a saber: Pakistán, Bangladesh, Nepal, Bután, RP China, Myanmar, Sri Lanka y Afganistán -en la medida en que mantiene un diferendo soberano con Pakistán en torno a Kashemira, territorio fronterizo con el afgano, éste es, entonces, fronterizo con India. De los países referidos, las tres fronteras más extensas que posee India se encuentran con Bangladesh – 4 097 kilómetros-, Pakistán -3 323 kilómetros- y la RP China -3 380 kilómetros. Históricamente India ha tenido una fuerte ascendencia en el sur de Asia respecto a sus vecinos, con quienes ha mantenido diversos conflictos, destacando, ciertamente, las guerras indo-pakistaníes, las que constituyen un serio motivo de preocupación para la región y el mundo, debido a la posesión, por parte de los dos países, de armas nucleares -en el caso de India, desde 1974 y en el de Pakistán, desde 1998. Con la RP China, India ha tenido crisis relacionadas con la delimitación de la frontera común y el asilo al Dalai Lama en el distrito de Kranga, en Himachal Pradesh, en el norte indio a partir de 1959. En 1962 estalló una guerra entre Nueva Delhi y Beijing, donde el segundo obtuvo la victoria, humillando así a India que, presumiblemente buscó la posesión del secreto atómico, no sólo ante las tensiones con Pakistán, sino también para tener un arma disuasoria respecto a la RP China, quien, por su parte, desarrolló su primera bomba atómica en 1964.

Situación demográfica y epidemiológica

La población de India es mayoritariamente rural. Dos de cada tres personas habitan en zonas rurales, como se puede apreciar en el gráfico 1. Así, en 1960, cuando el país contaba con 450 millones de habitantes, sólo el 17. 92 por ciento de la población habitaba en zonas urbanas. Casi 60 años después, en 2019, la proporción se ha duplicado, con 34. 47 por ciento de sus más de 1 352 millones de habitantes como inquilinos de grandes ciudades.

Gráfico 1

Con sus 1 352 642 280 millones de habitantes es uno de los pocos países del mundo donde la población masculina supera a la femenina. Si bien es cierto que en todo el mundo nacen más hombres que mujeres, la tasa de supervivencia de las mujeres supera a la de los hombres. Sin embargo, hay algunos países donde en términos de sobre vida la proporción de hombres supera a las mujeres e India es uno de ellos.[5] Hacia 2018, el 51. 98 por ciento de la población era masculina, frente al 48. 02 por ciento correspondiente a mujeres. Hay varias razones que explican esta situación. En India, por usos y costumbres, se privilegia a los hijos varones sobre las mujeres.

 

Mapa 1

Fuente: El Orden Mundial.

Cuando una mujer contrae matrimonio debe abandonar el hogar y ello es un golpe para las familias, por la pérdida de un salario y además porque las leyes privilegian la dote. En este sentido, socialmente el nacimiento de mujeres no es deseado. Por lo mismo, prevalecen los abortos selectivos, amén de que se ofrecen mejores cuidados médicos y nutricionales a los hijos respecto a la hijas. Existe una ley de técnicas y diagnósticos prenatales que penaliza los exámenes del feto para determinar si es femenino o masculino. Sin embargo, esas pruebas permiten saber a las familias el sexo del feto, lo que precipita los abortos si es que se identifica que el bebé tiene sexo femenino. En India el aborto no es ilegal, como tampoco los exámenes para conocer el sexo del feto. De hecho, en 1994 lo que sí se declaró ilegal fue la elección del sexo del feto. Aun así, la proporción de hombres por cada 1 000 mujeres es de 1 108. En las familias, si el primer bebé es del sexo masculino, se deja de tener más hijos. Por el contrario, si nacen mujeres, continúan los embarazos en la búsqueda del “varoncito.” Un hecho a destacar, a propósito de la población asentada en áreas rurales, es que, ciertamente se prefiere los hombres sobre las mujeres. Pero en las zonas urbanas, incluso en donde el ingreso y la calidad de vida son mayores, se acentúa aún más esta tendencia.[6]

Gráfico 2

India: pirámide demográfica

Fuente: Naciones Unidas.

 

El crecimiento demográfico se ha desacelerado en décadas recientes, gracias a la urbanización, la educación -especialmente de las mujeres-, y la lucha contra la pobreza. Pese a ello, la tasa de fertilidad en el país es de 2. 35 hijos por mujer. Se espera que India supere en demografía a la RP China, país al que igualará en población en 2026 y para 2030 se calcula que será el que tendrá mayor cantidad de habitantes en el planeta. Los demógrafos esperan que India llegue al pico poblacional en 2060, momento en que contará con 1 650 millones de personas. Será entonces cuando comenzará el declive, con una población envejecida y pocos nacimientos, amén de enormes retos económicos, sociales y de salud para todos los habitantes. Hoy por hoy uno de cada seis habitantes del planeta es oriundo de India.

India es un mosaico cultural y étnico. Hay unos dos mil grupos étnicos, si bien los principales son indo-arios -asameses, bengalíes, kolis, punyabíes, etcétera- que equivalen al 72 por ciento de la población; dravídicos -tamiles, télugus, malayalis, kannadigas, etcétera-, quienes son el 25 por ciento de la población; y los mongoloides son el restante 3 por ciento. Todas las religiones importantes del mundo están representadas en el país, si bien domina el hinduismo en un 79. 8 por ciento; el islam con 14. 2 por ciento; el cristianismo con 2. 3 por ciento; y los sijs con 1. 7 por ciento.[7]

La alfabetización no alcanza a cubrir a la totalidad de la población donde además se observa una amplia desproporción entre el acceso a educación de hombres y mujeres. 74. 37 por ciento de los indios sabe leer y escribir, pero la cifra es de 82. 37 por ciento para los hombres y 65. 79 por ciento para las mujeres.[8] Las personas de 65 o más años están alfabetizadas en un 45. 38 por ciento, pero la diferencia entre hombres y mujeres es del 61. 67 por ciento para ellos contra el 30. 29 por ciento para ellas respectivamente. En el grupo de edades de 15 o más años, la alfabetización alcanza al 74. 37 por ciento de la población, pero esto cubre al 82. 37 por ciento de los hombres frente al 65. 79 de las mujeres. El grupo de edad donde se ha logrado cerrar la brecha es el comprendido entre los 15 y los 24 años, donde se tiene al 91. 66 por ciento de la población alfabetizada, con un 92. 99 por ciento de los hombres y un 90. 17 por ciento de las mujeres.[9]

El gráfico 2 muestra la pirámide demográfica, la cual se caracteriza por ser ancha en la base, siendo los grupos de edad de 10 a 14 años y de 15 a 19 años, los más amplios, lo que revela la existencia de una población joven. La esperanza de vida ha crecido de manera sostenida. Entre 1960 y 2017, se sumaron casi 28 años a la esperanza de vida de la población en el país asiático, si bien, respecto a la media mundial de 72. 56 años, India está por debajo del promedio. La esperanza de vida en India es de 69. 16 años. La sobrevida de las mujeres es mayor a la de los hombres: la esperanza de vida para las féminas es de 70. 3 años en tanto los hombres, viven, en promedio, 67. 4 años.

Gráfico 3

Fuente: Banco Mundial.

Las principales causas de las defunciones en India recaen en enfermedades infecciosas, muchas de ellas relacionadas con malas condiciones de higiene, falta de agua potable y servicios de sanidad. Asimismo, la Global Alliance on Health and Pollution señala que el país asiático lidera las defunciones, a nivel global, a causa de la contaminación ambiental.[10]

Gráfico 4

Fuente: Banco Mundial, con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

El gráfico 5 muestra que el daño autoinfligido es una de las principales causas de defunción en India, pero el porcentaje no revela la problemática existente. En el mundo, de todas las mujeres que se quitan la vida, 36. 6 por ciento se encuentran en India. En contraste, la cifra para los hombres de ese país es del 24 por ciento respecto al total mundial. Si bien las tasas de suicidio han declinado en el país, siguen siendo sorprendentemente altas y desproporcionadas en las mujeres. Cabe destacar que el 71. 2 por ciento de las mujeres que se quitan la vida en India se encuentran en un rango de edad de 15 y 39 años. Una buena parte de ellas están casadas, y la quinta parte de quienes contraen nupcias antes de cumplir 15 años. En este sentido, los matrimonios arreglados y a edad temprana contribuyen a la problemática, al igual que la maternidad en plena niñez, adolescencia o juventud, el bajo estatus social, la violencia doméstica y la dependencia económica. Muchas de las mujeres que enfrentan problemas como los descritos, no tienen acceso a servicios de salud mental. Una de las maneras en que las mujeres se quitan la vida es mediante el consumo de pesticidas.[11]

Gráfico 5

Fuente: Global Alliance on Health and Pollution.

Los problemas de salud en India también están estrechamente vinculados al estrés hídrico que enfrenta el país. El acceso a agua potable, que es un derecho humano, no está garantizado en el país asiático. El agua disponible presenta altos niveles de contaminación, sea por arsénicos, fluoruros, metales pesados y el problema más serio es que la población depende de esta fuente para el suministro del vital líquido en sus hogares en un 80 por ciento. Ello obliga a muchas personas a destinar una parte sustancial de su salario para adquirir agua embotellada, pero como es costosa, muchos optan por beber agua contaminada. Por ello entre las principales causas de defunción en el país figuran enfermedades relacionadas con la ingesta de agua contaminada, como las diarreicas y las digestivas.[12]  El agua es racionada en diversas localidades y las filas con bidones son comunes en espera de pipas que remiten las autoridades. Se calcula que 600 millones de personas o bien alrededor del 44 por ciento de la población de India, enfrenta escasez de agua.[13]

Si bien actualmente dos de cada tres personas en India viven en zonas rurales, esa situación cambiará con el tiempo, de manera que se calcula que hacia 2050, el 60 por ciento de la población del país residirá en zonas urbanas. La presión para servicios básicos, como el agua, será extrema. El estrés hídrico que aqueja al país se explica por diversas causas. Para empezar, el crecimiento de la población demanda alimentos, lo que ejerce una enorme presión en la agricultura y en el uso del agua para riego. También las necesidades energéticas son crecientes. El uso de agua para la operación de hidroeléctricas que, a su vez, proveen de electricidad a las ciudades, desvía de las zonas rurales los recursos hídricos requeridos para la agricultura. El sector industrial, por su parte, requiere agua en cantidades crecientes. Por si fuera poco, existe una opresión religiosa y de castas que opera en contra de los estratos sociales más desfavorecidos, a quienes de manera sistemática se les niega el acceso al vital líquido.[14]

Súmese a lo anterior que, si bien el sur de Asia es una de las regiones que más precipitaciones recibe en la época de lluvias a causa de los monzones, la creación de diques y presas para almacenar el agua y poderla usar el resto del año ha traído aparejados problemas de personas desplazadas, disputas por el acceso a los recursos hídricos y, ciertamente, un debate sobre la privatización del vital líquido, al igual que diversos conflictos transfronterizos.[15]

En otro orden de ideas, en lo que respecta a la mortalidad infantil, India ha mostrado un notable avance entre 1960 y 2018, al pasar de 161. 4 defunciones por cada 1 000 nacidos vivos a 29. 9. La mortalidad infantil se asocia a falta de agua, sanidad, servicios de salud básicos y problemas de desnutrición. Al respecto, en India hay 25. 5 millones de niños menores de 5 años con bajo peso respecto a su estatura. Asimismo, el 58. 45 por ciento de los infantes con menos de 5 años, presentan anemia, lo que impacta en sus funciones cerebrales y de aprendizaje. Se tiene identificado por organismos internacionales como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que el 30 por ciento de los niños en India viven en pobreza extrema.[16]

Gráfico 6

Fuente: Banco Mundial y Organización Mundial de la Salud.

India es el segundo país con la mayor cantidad de población en pobreza extrema en el mundo, sólo detrás de Nigeria. Lo paradójico es que, con una distribución del ingreso tan desigual y no obstante que hasta antes del arribo del SARSCoV2 al país las tasas de crecimiento económico eran de las más altas del mundo, a razón del 7 u 8 por ciento anual, se calcula que India podría tener hacia finales de la presente década, un millón de súper millonarios.[17]

 

Gráfico 7

Fuente: Ministry of Health and Family Welfare of India

 

El sistema de salud en India

Tras la independencia en 1947, nació el Ministerio de Salud de India, el cual se propuso proporcionar atención primaria en salud a la población. La tarea se antojaba titánica y fue por ello que las autoridades gubernamentales dispusieron la existencia de servicios de salud privados. Estos se caracterizan por cuadruplicar el costo de los servicios de salud públicos, si bien los usuarios los usan a razón de un 72 por ciento de las zonas rurales y en 79 por ciento en las zonas urbanas.

India tiene un gasto en salud bajo. En 2017 equivalía al 3. 53 por ciento del producto interno bruto (PIB), en tanto el gasto per cápita para ese mismo año era de 69. 29 dólares estadunidenses. Del gasto total en salud el 1. 3 por ciento del PIB corresponde al gasto público y el resto al gasto privado. El gasto público se ha mantenido en los mismos niveles desde 2008, si bien existe el compromiso de parte de las autoridades de elevarlo a, aproximadamente, el 2. 5 por ciento del PIB para 2025. El 86 por ciento de la población rural y el 82 por ciento de la población urbana no está cubierta por ningún esquema de apoyo para sus necesidades de salud.

India tiene uno de los gastos de bolsillo más altos del mundo, equivalente al 69. 1 por ciento del gasto total en salud, como se observa en el gráfico 7. Más de la mitad del gasto de bolsillo se emplea en la compra de medicamentos. Otra proporción muy importante se destina a la atención médica en hospitales privados. Estos dos rubros equivalen al 74 por ciento del gasto de bolsillo, como se puede observar en el gráfico 8. Ante esta situación, cada año alrededor del 7 por ciento de la población es empujada al umbral de pobreza por el gasto de bolsillo que debe erogar y que resulta catastrófico para su calidad de vida.[18]

La salud pública ha padecido décadas de abandono y escaso presupuesto. Carece de infraestructura adecuada y de recursos humanos. El enfoque de las autoridades en materia de salud es reactivo y curativo, no preventivo. Así, ante las dificultades y deficiencias del sistema de salud pública, las personas privilegian al sistema de salud privada. El 92 por ciento de las visitas al médico son con un proveedor privado, lo que ha empoderado a la salud privada, la cual es costosa y carece de regulación por parte de las autoridades.[19] Los servicios de salud privados no necesariamente son mejores que los servicios públicos. Muchos usuarios acusan largas horas de espera y un trato inadecuado, además de carencia de infraestructura y especialistas en diversas materias. Asimismo, los hospitales privados no necesariamente aceptan los seguros médicos de los usuarios. Otro problema es que, si bien los empleadores normalmente proveen seguros médicos privados a los trabajadores, como se explicaba, la mayor parte de la población no cuenta con un seguro médico.

Gráfico 8

Fuente: Ministry of Health and Family Welfare of India

Un problema muy serio en la cobertura de servicios de salud en el país es la calidad y accesibilidad en las zonas rurales, puesto que ahí es más limitada respecto a las zonas urbanas. En las zonas rurales, donde viven dos de cada tres habitantes del país, frecuentemente hay escasez de personal médico.

La Constitución de India establece que cada estado es responsable de proveer de servicios de salud a su población. Por lo tanto, el aprovisionamiento de servicios médicos es desigual, fragmentado y su accesibilidad está fuertemente comprometida para los residentes de los estados más pobres, justamente por las disparidades existentes.

Con todo, el turismo médico se ha disparado en el país, gracias a personas de todo el mundo que requieren tratamientos cuyos costos en los países de origen -por ejemplo, en Europa y Estados Unidos- son prohibitivos, mientras que en India son considerablemente inferiores y, la calidad es buena o va mejorando.

Gráfico 9

Fuente: Banco Mundial.

Una de las estrategias de India para garantizar acceso a los servicios de salud en zonas rurales es la telemedicina. India posee prestigiados institutos de salud, por ejemplo, el Instituto de Genómica y Biología  Integrativa (IGBI), pero que por ser de carácter público, tienen una capacidad operativa reducida. Empero, ese instituto realizó, en 2013 una alianza estratégica con una cadena de hospitales privados, Narayana Health y el gigante informático Hewlett Packard para instalar centros de telemedicina en varias partes del país.[20] Pero la telemedicina en India tiene una historia más longeva.

Gráfico 10

Fuente: Banco Mundial.

 

Fue en 1988 cuando India incursionó por primera vez en la telemedicina, con el objetivo de proveer cobertura de servicios médicos a niños y adultos de escasos recursos y como parte de la lucha contra la pobreza en las zonas rurales. De hecho, el país cuenta con un satélite propio que opera en órbita geoestacionaria y que está destinado exclusivamente para la telemedicina. Ello le permite contar, desde 2002, con la mayor red de conectividad satelital fija y móvil que permite que todos los hospitales del país se mantengan conectados a lo largo y ancho del territorio. India ha destacado en la teleoftalmología, la teleodontología y en la teleoncología,[21] pero ha incursionado igualmente en otras especialidades médicas, incorporando a su red los avances médicos que se registran en diversas latitudes.[22]

Gráfico 11

Fuente: Banco Mundial y Organización Mundial de la Salud.

 

India también es reconocida por la comunidad internacional por su medicina alternativa ayurveda, la cual también le genera ingresos a través del turismo médico. La palabra ayurveda procede del sánscrito y significa ciencia o sabiduría de la vida. Se trata de un enfoque de medicina tradicional de corte preventivo que pone el acento en la coordinación del alma, la mente, los sentidos y el cuerpo con la naturaleza y el cosmos. Conforme a esta premisa las personas afectan y son afectadas por cada cosa que exista y, por lo tanto, la clave de una vida saludable, estriba en poner en equilibrio todo ello.[23] La medicina ayurveda incluye tratamientos a partir de regímenes alimenticios, hierbas medicinales, ejercicios, meditación y fisioterapia, entre otros.

 

Mapa 2

La telemedicina en India

 

Fuente: Ministry of Health and Family Welfare of India

El sector farmacéutico en India

El sector farmacéutico en India ha experimentado una notable evolución en los pasados 50 años. Con anterioridad a la década de los 70 del siglo pasado, el mercado farmacéutico era dominado por empresas extranjeras y se observaba una relativa ausencia de empresas indias. En 1970 esto cambió tras la aprobación del Acta India de Patentes. En ella se concede la protección de patentes por 20 años. El tiempo estimado para gestionar una patente en India es de 5 a 6 años. Se puso límites a los precios de los medicamentos y las empresas locales empezaron a despuntar. Entre los años 80 y 90, comenzó la producción de medicinas a granel además de que se creó más infraestructura. Se llevaron a cabo iniciativas de exportación. En la última década del siglo pasado, se realizaron exportaciones de medicamentos a granel a países en desarrollo y se produjo una rápida expansión del mercado interno. Se favoreció la investigación para el desarrollo de medicamentos. En el presente siglo, el sector farmacéutico ha incursionado con éxito en los mercados de los países desarrollados, exportando medicamentos a todo el planeta. Es responsable de satisfacer la demanda global del 50 por ciento de las vacunas en el mundo; el 40 por ciento de medicamentos genéricos en Estados Unidos y el 40 por ciento de todo tipo de medicinas en el Reino Unido.[24] India además produce entre el 60 y el 80 por ciento de todas las vacunas que las agencias de Naciones Unidas distribuyen en el mundo, lo que lo ha convertido en el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo.[25]

Cuadro 1

Vacunas producidas por los países BRICS

País Tipo de vacuna producida
Brasil Influenza, rabia, rotavirus, neumococo conjugado[26]
Rusia Brucelosis, difteria, tétanos, tularemia, varicela, paperas, y hepatitis para niños y adultos
India Influenza pandémica, influenza estacional, tifoidea conjugada y rubeola
RP China Ántrax, fiebre hemorrágica con síndrome renal, hepatitis A, influenza A H1N1, traqueítis y encefalitis transmitida por garrapata
Sudáfrica Hepatitis B

Fuente: Zoheir Ezziane (December 2014), “Essential drugs production in Brazil, Russia, India, China and South Africa (BRICS): opportunities and challenges”, en International Journal of Health Policy and Management, disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4258887/

Como se explicaba, India es un importante productor de medicamentos genéricos a nivel mundial. Es responsable del 22 por ciento de la producción mundial, de ahí que reciba el mote de “farmacia del mundo.” En 2019 realizó exportaciones por 19 mil 14 millones de dólares.[27] Sus exportaciones incluyen medicamentos al granel, fórmulas, biológicos, AYUSH –i. e. ayurveda, yoga, naturopatía, unani, siddha y homeopatía- y productos herbales y quirúrgicos. El despegue espectacular del sector obedece a que los costos de producción son bajos. Asimismo, se calcula que las empresas farmacéuticas indias destinan el 8. 8 por ciento de sus ventas a la investigación y el desarrollo de nuevos productos. Las tasa de crecimiento económico y el ingreso de las aseguradoras privadas en India han contribuido al despunte del sector farmacéutico.[28]

India también tiene una exitosa historia de cooperación con Sudáfrica y Brasil en el aprovisionamiento de antirretrovirales para el combate del VIH/SIDA. Los tres países, quienes crearon un foro de cooperación Sur-Sur conocido como el grupo IBSA -acrónimo creado de las iniciales de los tres participantes-, han logrado extender sus relaciones a favor de una diplomacia de la salud. Al lado de la RP China y Rusia, quienes en su conjunto conforman al grupo de los BRICS, son productores de una amplia gama de vacunas, lo que revela un nivel de desarrollo de sus respectivos sectores farmacéuticos que puede ser clave en la actual coyuntura pandémica.

India y el coronavirus

El primer caso de coronavirus en el país fue confirmado el 30 de enero de 2020. Se trata de un estudiante indio que volvió de Wuhan a Kerala, en el sur del país, el 27 de enero y que dio positivo en la prueba correspondiente tres días después.[29] Desde entonces al día de hoy -19 de julio de 2020-, India es el tercer país con más casos confirmados por la enfermedad a nivel mundial, con una cifra de 1 118 206 contagios y 27 497 defunciones. Esto ubica la tasa de letalidad de la enfermedad en India en un sorprendente 2. 45 por ciento, una de las más bajas del mundo, sólo por debajo de la de Rusia -que es de 1. 59.

Si bien la enfermedad no progresa de la misma manera en todo el país, e incluso se han registrado acciones muy exitosas, por ejemplo en Kerala, en el sur del territorio, donde no sólo se ha contenido la propagación, sino, en especial, las defunciones -con 12 480 casos, se han producido 42 defunciones-, es de destacar que India es el cuarto país que más pruebas de detección del SARSCoV2 realiza a nivel mundial, sólo detrás de la RP China, EEUU y Rusia. Hacia el 17 de julio, India había efectuado 13 072718 pruebas, lo cual ayuda a desarrollar inteligencia epidemiológica y tener información valiosa para identificar los focos rojos y las poblaciones y zonas de más alto riesgo para la población.

Es de destacar que, no obstante los problemas de registro estadístico tan serios que tiene India,[30] se sabe -y esto es verificable- que su población es joven y no tiene el tipo de comorbilidades que caracterizan, por ejemplo, a la población mexicana -que son las enfermedades crónico-degenerativas no transmisibles como diabetes, hipertensión y, ciertamente, la obesidad. Cierto, las condiciones de higiene y la proliferación de enfermedades infecciosas es un serio problema en India. Pero al menos por ahora, no parece que el SARSCoV2 se perfile con una letalidad tan marcada como la que se observó en diversos países europeos y la que presenta México, donde la tasa de letalidad al día de hoy es de 11. 38 por ciento.

Los problemas de infraestructura, en particular, el acceso al agua potable, al igual que la limitada cobertura de servicios de salud, especialmente en zonas rurales, vaticina un escenario complejo para el segundo país más poblado del mundo. Sin embargo, la telemedicina, la cual se encuentra muy desarrollada en el país, es una opción ante el confinamiento y la imposibilidad de atender in situ a todas las personas que requieren atención médica sea o no a causa del SARSCoV2. Las consultas virtuales, por ejemplo, permiten saber quiénes requieren pruebas de COVID-19.[31]

Gráfico 12

Fuente: Statista con información de la Organización Mundial de la Salud.

Adicionalmente, el perfil epidemiológico del país, debiendo enfrentar enfermedades infecciosas, plantea ciertas fortalezas a los sistemas de salud de los estados de la nación. Como se explicaba, el sistema de salud del país está fragmentado y los estados deciden las políticas de salud en sus respectivas circunscripciones. El caso de Kerala ha sido ampliamente comentado, dado que se ha invertido más en salud y educación que en otras partes India. Ha sido el primer estado en ofrecer tratamiento gratuito a personas con cáncer con un interesante enfoque que combina a la medicina alópata con la medicina tradicional. El UNICEF y la OMS designaron a Kerala a principios del presente siglo el primer “estado amigable con los bebés” –baby-friendly state-, dado que ha privilegiado la leche materna sobre las fórmulas en polvo y ello contribuye a que tenga la tasa de mortalidad infantil más baja de India. En ese estado, el 95 por ciento de los partos se realizan en hospitales.

En 2016 el gobierno logró que todos los niños y niñas tuvieran educación primaria a través de un exitoso programa de alfabetización. Esto ha sido crucial en los tiempos del coronavirus. Cuando las autoridades decretaron la cuarentena un día antes de su adopción a nivel nacional, los habitantes de Kerala, por tener un mayor nivel educativo, entendieron la importancia del distanciamiento físico y del #quedateencasa.[32]

Las autoridades también dispusieron un rastreo riguroso de todas las personas que llegaban del exterior: si tenían síntomas, los albergaban en un hospitales cercanos, si no, los ponían en cuarentena. Cientos de trabajadores de la salud brindaron ayuda a ancianos y personas con necesidades especiales. Terapeutas y psicólogos proporcionaron asistencia sobre el manejo del estrés ante la crisis. El gobierno también apoyó a personas residentes en lugares sin baño trasladándolas a lugares especiales habilitados con ese servicio. Kerala, conocido por contar con la mayor población de elefantes domesticados en India -se calcula que tiene unos 700 paquidermos para templos y festivales-, es un estado que depende del sector agropecuario para su subsistencia, al igual que de las remesas que remiten sus trabajadores en Medio Oriente. Por cierto, desde la independencia de India, en Kerala han gobernado gobiernos de izquierda que han privilegiado un enfoque de empoderamiento de los sectores de la población menos favorecidos. Evidentemente Kerala enfrenta desafíos, pero ha mostrado, con el manejo de la crisis, que aún con pocos recursos se puede hacer la diferencia con un uso apropiado de ellos. Y esa es una valiosa enseñanza para el resto de India y, ciertamente, para el mundo.


[1] Klaus Schwab (2020), World Competitiveness Report 2020, Geneva, World Economic Forum, p. xiii, disponible en http://www3.weforum.org/docs/WEF_TheGlobalCompetitivenessReport2019.pdf

[2] The Heritage Foundation (2020), 2020 Index of Economic Freedom, Washington D. C. The Heritage Foundation, disponible en https://www.heritage.org/index/country/india

[3] Transparency International (2019), Corruption perception Index 2017, Berlin, Transparency International, disponible en https://www.transparency.org/en/cpi/2019/results/india

[4] Institute for Economics and Peace (2020), Global Peace Index 2020. Measuring Peace in a Complex World, Sydney, Institute for Economics and Peace, disponible en http://visionofhumanity.org/indexes/global-peace-index/

[5] Laura Aragón (17/12/2018), “El mapa que muestra los países con más hombres que mujeres (y viceversa)”, en La Vanguardia, disponible en https://www.lavanguardia.com/internacional/20181216/453512578014/mapa-paises-mas-hombres-que-mujeres-viceversa.html

[6] Ángel Martínez (31 de enero 2018), “A India le faltan más de 63 millones de mujeres”, en El País, disponible en https://elpais.com/internacional/2018/01/30/actualidad/1517326148_900518.html

[7] Santander (2018), India: presentación general, disponible en https://santandertrade.com/es/portal/analizar-mercados/india/presentacion-general#:~:text=Or%C3%ADgenes%20%C3%A9tnicos%3A%20La%20poblaci%C3%B3n%20india,otros%20(Ministerio%20de%20Estad%C3%ADsticas).

[8] Expansión (2018), “India-tasa de alfabetización”, disponible en https://datosmacro.expansion.com/demografia/tasa-alfabetizacion/india

[9] UNESCO (2018), Education and Literacy. India, Paris, United Nations Organization for Education, Scientific and Cultural Organization, disponible en http://uis.unesco.org/en/country/in

[10] Infobae (18 de diciembre de 2019), “India, primera en cantidad de muertes relacionadas con la contaminación”, disponible en https://www.infobae.com/america/agencias/2019/12/18/india-primera-en-cantidad-de-muertes-relacionadas-con-la-contaminacion/

[11] Divya Arya y Pooja Chhabria (14 de septiembre 2018), “Por qué 4 de cada 10 mujeres que se suicidan en el mundo son de India”, en BBC News Mundo, disponible en https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-45522685

[12] DW (02.04.2019), “¿Acceso al agua potable? Un lujo en India”, disponible en https://www.dw.com/es/acceso-al-agua-potable-un-lujo-en-india/a-48160766

[13] Expansión (17 de mayo de 2019), “Agua cada 10 días: así enfrenta India la peor crisis hídrica de su historia”, disponible en https://expansion.mx/mundo/2019/05/17/agua-cada-10-dias-asi-enfrenta-la-india-la-peor-crisis-hidrica-de-su-historia

[14] Análisis mundial de Lausana (marzo 2018), “La crisis de agua en India”, disponible en https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2018-03-es/la-crisis-de-agua-en-india

[15] Ibid.

[16] Semilla para el cambio (11/156/2018), “La pobreza extrema, un problema que afecta al 30 por ciento de la infancia en India”, disponible en https://www.semillaparaelcambio.org/2018/11/pobreza-extrema-infantil-en-india/

[17] Susana Carrizosa (29 de junio de 2019), “Los ricos indios florecen entre la pobreza extrema”, en El País, disponible en https://elpais.com/economia/2019/06/27/actualidad/1561642993_308260.html

[18] The Wire (14 April, 2018), “Who Is Paying for India’s Healthcare?”, disponible en https://thewire.in/health/who-is-paying-for-indias-healthcare

[19] Unnati Kalwani (s/f), Public Healthcare vs Private Healthcare in India. A systematic review, disponible en https://www.slideshare.net/UnnatiKalwani/public-healthcare-vs-private-healthcare-in-india-a-systematic-review/5

[20] Jacob Koshy (15 de octubre 2018), “La promesa de la telemedicina en zonas rurales de India”, en el País, disponible en https://elpais.com/elpais/2018/10/15/planeta_futuro/1539615119_589498.html

[21] Elets News Network (September 17, 2019), “Telemedicine and the latest trends in India”, disponible en https://ehealth.eletsonline.com/2019/09/telemedicine-and-the-latest-trends-in-india/

[22] Karim Nader Ch. (junio de 2012), “Países con telemedicina avanzada”, en El Hospital, disponible en http://www.elhospital.com/temas/Paises-con-telemedicina-avanzada+8088177?pagina=2

[23] David Martínez (30 de junio 2017), “La medicina ayurveda. Breve introducción a sus principios”, en Avant Mèdic, disponible en https://www.avantmedic.com/es/consejos-de-salud/la-medicina-ayurveda-breve-introduccion-a-sus-principios/

[24] Indian Pharmaceutical Manufacturers Association (s/f), “India-Pharmacy of the World”, disponible en https://www.ipma.ua/news/events/1670/

[25] Zoheir Ezziane (December 2014), “Essential drugs production in Brazil, Russia, India, China and South Africa (BRICS): opportunities and challenges”, en International Journal of Health Policy and Management, disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4258887/

[26] Vacuna que protege contra siete cero tipos de neumococo, que aplicada en la infancia protege contra la meningitis neumocócica.

[27] El Global (3 de noviembre de 2017), “India acapara ya el 22 por ciento de la producción global de los medicamentos genéricos”, disponible en https://elglobal.es/medicamentos-genericos-mas/la-india-acapara-ya-el-22-de-la-produccion-global-de-medicamentos-genericos-nb1223197/

[28] Indian Pharmaceutical Manufacturers Association, Ibid.

[29] El Universal (27/05/2020), “La exitosa estrategia contra el COVID-19 de un estado de India gobernado por comunistas”, disponible en https://www.eluniversal.com.mx/mundo/coronavirus-el-gran-exito-de-la-estrategia-contra-covid-19-de-kerala

[30] Ministry of Health and Family Welfare-Government of India (2018), National Health Statistics, New Delhi, Central Bureau of Health Intelligence, disponible en http://www.indiaenvironmentportal.org.in/files/file/NHP%202018.pdf

[31] K. Ganapathy (March 18, 2020),”How telemedicine can help India to fight coronavirus better”, en Times of India, disponible en https://timesofindia.indiatimes.com/india/how-telemedicine-can-help-india-fight-coronavirus-better/articleshow/74691367.cms

[32] BBC News Mundo (27 de mayo de 2020), “Coronavirus: el gran éxito de la estrategia contra COVID-19 de Kerala, el estado de India gobernado por comunistas”, disponible en https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52799544

 

Deja tu comentario

Comentarios