Academia Astronomía Ciencia

Neowise, un espectáculo imperdible

Radio UNAM/Farrah de la Cruz
Los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional captaron esta imagen del cometa NEOWISE. Image Credit: NASA

Si aún no has observado el cielo en busca del cometa Neowise, es el momento, de lo contrario, tendrás que esperar seis mil 800 años para hacerlo, algo imposible hasta de imaginar.

Compuesto de monóxido y dióxido de carbono, este cometa se mueve a 64 kilómetros por segundo, es decir, el doble de tiempo en que la Tierra se mueve alrededor del Sol. Alberga tanta agua como la que contienen 13 millones de albercas olímpicas.

La certeza de estos datos sólo se puede obtener gracias a los estudios que proporciona un telescopio especialmente diseñado para ello. Por tanto, el Wise (Explorador Infrarrojo de gran campo para la búsqueda de objetos cercanos a la tierra), como se le llamó desde su fabricación hasta el 2013, tiene la función de buscar objetos ubicados cerca de la Tierra con el fin de estudiar sus características.

Este hecho en específico valió para que el telescopio cambiara su nombre a Neowise.

Los Neo, comentó Gloria Delgado Inglada para Primer Movimiento de Radio UNAM, son cometas y asteroides atraídos por el campo gravitatorio de los planetas del Sistema Solar que, debido a su proximidad, algunos de ellos son clasificados “potencialmente peligrosos”.

Pero al Neowise no hay por qué temerle. Si bien su punto máximo de cercanía a la Tierra es de 103 millones de kilómetros, la distancia que nos separará de él es lo suficientemente lejana como para siquiera considerarnos en peligro. Una referencia de ello es la Luna, a la cual tenemos a tan sólo 380 mil kilómetros de proximidad.

De acuerdo con la investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, a pesar de que nunca se sabe por dónde saldrán o si se dejarán ver, pues es algo que depende de la geometría que existe entre ellos, la Tierra y el Sol, son muy pocos los que sobreviven a su paso cercano a la estrella de nuestro Sistema Solar.

De los tres cometas que se han descubierto en lo que va de este año, C/2020 F3 -nombre oficial de Neowise- ha sido el único que pudo sobrevivir a su acercamiento al Sol. Atlas y Swan, que prometían dar un gran espectáculo, se desintegraron y apagaron antes de que se pudieran observar.

Esta sobrevivencia es la que ha permitido podérsele apreciar a simple vista desde diferentes partes del mundo. La mala noticia es que, conforme pasen los días, se hará menos brillante debido a su lejanía con el Sol. “Por eso, desde hace unos días, el mejor momento para buscarlo es al atardecer, una hora después de la puesta de Sol; hacia el noroeste”.

Algunos astrónomos piensan que, si este cometa llega a florecer, podría ser tan brillante como las estrellas más centelleantes del cielo, un acontecimiento sin duda único.

Los asteroides y cometas son restos de la formación del sistema solar, “es material que no se usó ni en formar el Sol, ni en formar planetas, ni en formar la Luna. El material del que ambos están hechos es original, de cuando se formó el sistema solar hace cuatro mil 600 millones de años”.

Mientras que los asteroides son rocas localizables en regiones concretas, los cometas son una especie de bola de hielo sucio que deambulan por un espacio mayor dentro del Sistema Solar. Conocer detalles de su composición, como lo es su movimiento, nos puede dar algunas pistas sobre la formación y evolución de los sistemas planetarios.

“Son como pequeñas piezas de un rompecabezas que necesitamos para entender al final lo que persiguen los científicos (…) Si no hubiera sido por eso, por uno de esos cometas, no habría vida en la Tierra”.

El día en que el Neowise estará más cerca de la Tierra es el 23 de julio. Los habitantes del hemisferio norte serán los que tendrán una mejor oportunidad de observarlo a simple vista, pero de no poder hacerlo, Delgado Inglada recomienda seguir la transmisión que @VirtualTelescop hará desde su canal de Youtube.

Deja tu comentario

Comentarios