Academia Campus Cultura NewsFeed UNAM en el Mundo

Encuentro entre dos tradiciones musicales: de la pipa al arpa

UNAM China

Las miradas de dos mujeres, dos artistas, dos instrumentos tradicionales —el arpa veracruzana y la pipa china— se encontraron en una sola armonía para propiciar un intercambio musical sino-mexicano sin precedentes, en un video producido por la Sede de UNAM en China, dentro las actividades académico-culturales realizadas durante este periodo de contingencia sanitaria.

En Chengdu, China, Lan Weiwei realizó el acompañamiento musical con los acordes de la pipa, mientras que en Mérida, Yucatán, Verónica Valerio participó con su excepcional voz y el sonido del arpa.

Hoy, a pesar de la distancia y los tiempos difíciles que atravesamos por la epidemia es posible la colaboración musical a distancia entre dos grandes culturas a través de sus intérpretes, comentó Pablo Mendoza, coordinador cultural de la Sede y realizador del audiovisual.

Verónica Valerio, cantautora e intérprete del arpa veracruzana, es becaria del Programa Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).

Lan Weiwei es catedrática del Departamento de Música Tradicional del Conservatorio Central de Música de China (CCOM por sus siglas en inglés) y profesora de Dirección de Música de Ensamble.

En el video, ambas artistas hablaron de cómo llegaron al mundo musical, de sus respectivos instrumentos y de sus influencias para componer e interpretar sus respectivas armonías.

La pipa como destino
Weiwei, quien en China es considerada como una de las mejores intérpretes del instrumento tradicional chino, la pipa, ha colaborado como solista con algunas de las mejores orquestas del mundo, incluyendo la OFUNAM.

De acuerdo con un documento antiguo, que data de la dinastía Han del Este (25–220 d. C.), el nombre del instrumento pipa se deriva de las técnicas de los dedos para tocarlo, pi para hacer un movimiento hacia adelante, pa para hacer el movimiento hacia atrás.

En la tradición antigua la pipa no contaba con un repertorio de compositores, ni autores. Las obras tradicionales eran anónimas y se transmitían de generación en generación entre distintas escuelas, evolucionando en el transcurso de los años, comenta Weiwei.

La académica del CCOM refiere que la primera obra contemporánea escrita para pipa y orquesta sinfónica tiene registro en los años setenta del siglo XX, con la pieza Las hermanas de la pradera de Wu Zuqiang.

Los compositores contemporáneos de pipa se educaron bajo un sistema de música occidental, tanto en su forma de escribir, de pensar y plasmar las técnicas de composición, por lo cual alcanzaron admirables resultados, considera Weiwei.

En los últimos diez años, las composiciones para pipa se han enfocado en obras para solo, ensamble y orquesta de cuerdas.
Weiwei ha dedicado prácticamente toda su vida a tocar este instrumento, comenzó a estudiarlo desde que tenía cuatro años.
“Mi mamá me llevó a las clases, parecería que estaba escrito en mi destino, desde ese día nunca he dejado de tocar la pipa”.

Ahora es una de las intérpretes de pipa más consagradas en el mundo; ha ofrecido conciertos en prácticamente los cinco continentes.

El arpa, una atmósfera creativa
Verónica Valerio, oriunda en Veracruz, inició su carrera en su estado natal como cantante y bolerista de Juventud Sonera, agrupación de música afroantillana. Su deseo por seguir su formación musical le llevó a Nuevo Orleans y Nueva York, en los Estados Unidos. Regresó a México para asentarse en Mérida, Yucatán, donde tiene su espacio de creación artística.

Como cantautora quería acompañar sus canciones con un instrumento tradicional como el arpa, que además de recordarle sus raíces, le permitía recrear su propio lenguaje y atmósfera musical.

Para Valerio, el arpa simboliza fiesta: es el rito del encuentro.
“Quería hablar de viajes, de encuentros y desencuentros a partir de la costa. Con el arpa, que (acostada) tiene forma de lancha, me fue posible crear mi estilo”, refiere la cantautora.

El arpa de México se caracteriza según las regiones: norte, centro y costa. “Puedes encontrar el arpa michoacana, zacatecana, duranguense, jarocha o veracruzana”, comenta.

Valerio utiliza el arpa eléctrica de cintura, porque le permite llevarla a cualquier lugar y conectarla a un amplificador.
Para sus composiciones se inspira en la naturaleza, tanto la que nos rodea, como la interna, “la naturaleza humana está conformada por muchos elementos, es un híbrido”.

“Para autores urbanos como yo, que vivimos en medio del ruido y el asfalto, era necesario contar historias a partir de la hibridación de elementos”. El arpa es un instrumento tradicional que ha sobrevivido por generaciones y conjuga la tradición con la modernidad.

Gracias a su excepcional voz, armonizada con los acordes del arpa, Verónica Valerio ha llevado su peculiar sonido a distintas partes del mundo.

En esta ocasión, la voz de la costa mexicana canta al ritmo de la pipa china. De este modo, Verónica Valerio y Lan Weiwei cruzan sus caminos en una colaboración musical a distancia sin precedentes.

Deja tu comentario

Comentarios