NewsFeed

Terremoto en Oaxaca provocó desplazamiento de casi 45 cm en territorio mexicano

NASA

El 23 de junio de 2020 se produjo un terremoto de magnitud 7.4 cerca de Oaxaca, México, dañando edificios y provocando evacuaciones en la región. El terremoto también desencadenó una alerta de tsunami, con olas de 0,68 metros (2,2 pies) observadas en Acapulco y 0,71 metros (2,3 pies) en Salina Cruz.

Este mapa, producido a partir de datos satelitales JAXA ALOS-2 adquiridos antes de (3/31/2020) y después del evento (6/23/2020), muestra el desplazamiento de la superficie causado por el terremoto de magnitud 7.4 en México. En la imagen, un ciclo de color completo representa un desplazamiento relativo entre dos puntos en el suelo. Cada ciclo define aproximadamente 0,15 m de desplazamientos en la dirección de línea de visión del satélite (LHOS). Se ha observado un desplazamiento de casi 0,45 m en el epicentro del terremoto según este análisis inicial. Crédito: NASA, JAXA  Sang-Wan Kim, Batu Osmanoglu y Min-Jeong Jo.

El Programa de Desastres de Ciencias Aplicadas a la Tierra de la NASA se ha activado para este evento con fines de investigación, y está coordinando con investigadores y socios para producir datos e imágenes basadas en satélites para comprender mejor el evento y sus impactos. Hasta la fecha, se han generado mapas de desplazamiento de superficie (véase arriba) utilizando datos satelitales  de la región provenientes del  radar de apertura sintética (SAR) de la Agencia japonesa de exploración aeroespacial(JAXA) ALOS-2.

El proyecto de investigación de ciencias aplicadas A.37 ROSES de la NASA» Agregando datos satelitales para modernizar la alerta temprana de tsunamis locales», liderado por el Dr. Diego Melgar, ha generado modelos de deslizamiento y modelos de tsunami para el evento utilizando datos de desplazamiento del Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS).  Aunque los impactos del tsunami del evento fueron menores, esta fue una oportunidad para probar las capacidades del sistema de predicción y alerta temprana de tsunamis, lo que ayudará a guiar las modificaciones en el software y familiarizar a los profesionales con las fortalezas y limitaciones de los diferentes métodos utilizados.  Utilizando las lecciones aprendidas de estos y otros eventos, el proyecto trabajará para producir un sistema operativo de alerta temprana de tsunami operacional con base en GNSS que proporcionará información procesable para los equipos de respuesta y los tomadores de decisiones para ordenar evacuaciones en las regiones afectadas lo más rápidamente  posible.

 

Fuente: https://disasters.nasa.gov/mexico-earthquake-june-2020

Deja tu comentario

Comentarios