Academia Campus

México, entre los países vetados por la Unión Europea

Radio UNAM/Farrah de la Cruz

El control de la epidemia en algunas zonas del viejo continente ha hecho posible que la Unión Europea (UE) abra sus fronteras a países que no representen un riesgo sanitario. Esta decisión mantiene vetada a 150 naciones entre las que figuran México, Estados Unidos y Brasil, quienes se encuentran situados en el nuevo epicentro mundial de la pandemia.

Los criterios para el veto son parte del blindaje coordinado que va mucho más allá de cualquier relación diplomática. “Es una decisión bien estudiada. Habla de una necesidad de cambiar la política sanitaria en combate al COVID-19”, comentó Adolfo Laborde Carranco, catedrático de la UNAM.

La existencia de compromisos globales al interior de la Unión Europea y el cruce de intereses nacionales de cada país corresponden a una lógica comunitaria que afecta -quizá indirectamente- los flujos económicos de los países excluidos.

Adolfo Laborde Carranco pone de ejemplo el caso de México. A pesar de tener un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, el veto alterará las transacciones pactadas y el futuro de los negocios en puerta entre ambas naciones.

“Esto afectará a la industria aérea, al turismo… Con esto se tendrá que cambiar la forma de ver el turismo. Las empresas dedicadas a este ramo tendrán que replantearse otro tipo de modelo de negocios”.

Entrevistado por Deyanira Morán en Prisma RU, de Radio UNAM, acotó que las restricciones de viaje para un país tercero de la lista se podrán levantar “total o parcialmente” en función a su situación epidemiológica, una medida que aplicaría a la inversa para aquellos a quienes se les han abierto las fronteras, si la situación empeora rápidamente.

En el listado de los países “seguros”, cuyos residentes podrán viajar a la UE, se encuentran Australia, Argelia, Canadá, Corea del Sur, Georgia, Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Tailandia, Túnez y Uruguay.

Deja tu comentario

Comentarios