Academia Campus NewsFeed Salud

La migración en tiempos de coronavirus

Radio UNAM/Farrah de la Cruz Cárdenas
Si bien la estrategia mundial para combatir el virus ha sido el encierro, quedarse en casa -en muchos casos de manera forzada- para los migrantes indocumentados no es una medida tan fácil de acatar

Mientras que en países de Europa y Asia el SARS-CoV-2 se encontraba en fases más avanzadas de contagio, en algunas regiones de Latinoamérica comenzaban a surgir casos aislados de la enfermedad, a muchos, inclusive, los “agarró” en plena migración.

“No me refiero a los transeúntes de visa y pasaporte, sino a los que transitan las fronteras de forma ilegal, esos que dejan su país de origen con el fin de obtener mejores condiciones de vida y que, tras la pandemia, se ven en la -otra- necesidad de suspender sus sueños para regresar a casa”, señaló Rubén Ruiz Guerra, director del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM.

Si bien la estrategia mundial para combatir el virus ha sido el encierro, quedarse en casa -en muchos casos de manera forzada- para los migrantes indocumentados no es una medida tan fácil de acatar.

Acotó que llevar a cabo el confinamiento ha generado el cierre de fuentes de trabajo para estos migrantes que no tienen capacidad de ahorro, ni una malla social que les sustente para tener acceso a los mecanismos de salud indispensables.

“Entonces está sucediendo un fenómeno interesante de regreso de migrantes hacia sus países de origen. Ha sido interesante ver en los últimos meses que han salido de Venezuela más de cuatro millones de personas y hay un movimiento de regreso que, desde Colombia, Perú, Argentina, Brasil y Chile, hay venezolanos que están tratando de regresar a su país”.

A la par de este fenómeno existe otra medida que, lejos de combatir la pandemia, genera graves problemas con los “ilegales”. En entrevista para Prisma RU de Radio UNAM, Ruiz Guerra señaló que el cierre de las frontera, aunado a las precarias condiciones de vida en las que se desenvuelven, son un caldo de cultivo para esta pandemia y otras endémicas como el dengue.

“Es una situación muy compleja que está impulsando el regreso, pero de manera desordenada y no por los pasos establecidos, lo cual genera tráfico de personas, el uso de pasos ilegales, este tipo de cuestiones”.

Para el académico universitario, el coronavirus ha demostrado que las desigualdades nos pasan facturas tarde o temprano, por lo que tenemos que pensar y rehacer nuestra relación con la gente que busca en otros lados una vida decente.

Deja tu comentario

Comentarios