Academia Campus NewsFeed Salud

No hay que ignorar ni minimizar el acoso virtual contra las mujeres

Fabiola Méndez / Coordinación para la Igualdad de Genero, UNAM
La Coordinación para la Igualdad de Género de la UNAM organizó la charla “Violencia y acoso en línea: perspectivas + estrategias de autocuidado”

La violencia y acoso virtual es un fenómeno que va en aumento por la gran posibilidad de interconexión. Hay que analizar el problema con “lentes violeta” porque es muy común que sea en contra de las mujeres, aseguró Irene Soria Guzmán, maestra en Artes Visuales por la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNAM.

Durante la primera charla del ciclo Miércoles para la Igualdad, organizada por la Coordinación para la Igualdad de Género de la UNAM, a cargo de la doctora Tamara Martínez Ruiz, se abordó el tema “Violencia y acoso en línea: perspectivas + estrategias de autocuidado”.

Soria Guzmán, doctora en estudios Feministas por la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, invitada al ciclo, señaló que internet es más que una herramienta, “es un espacio que se habita, en el que colaboramos y construimos como sociedad, ahí se reflejan muchas de las problemáticas que suceden en la vida física: clasismo, racismo, homofobia, etc”.

La académica y activista mencionó que a través de las redes socio digitales se nota con más fuerza la violencia porque se apela a la velocidad. No se puede separar el espacio físico del virtual, “que no esté pasando de manera física no significa que no sea violencia, lo virtual es real, el espacio que creamos en internet se siente”.

En ese sentido, explicó que en la red se replica el entorno físico y la violencia estructural se magnifica. Abordó las ideas sesgadas que existen de lo que es ser mujer, el uso de la tecnología y la apropiación que tienen de éstas, la sexualización del cuerpo y las amenazas de violación y secuestro que las mujeres sufren también en internet.

En ese sentido, Irene Soria enfatizó que al analizar estos fenómenos hay que hacerlo con “lentes violeta”, ya que se culpabiliza a la mujer cuando pide ayuda. “No hay una receta para evitar que el acoso suceda, cada caso es distinto, pero no hay que esperar a sufrirlo para actuar”.

Entre las recomendaciones que expuso están, en primer lugar, tomar un tiempo para revisar lo que se está compartiendo en redes, qué información está disponible, qué queremos que la gente sepa, quiénes son los contactos y si se conocen o no, “hacer un detox digital”.

Para las mujeres que ya lo padecen o han vivido experiencias de este tipo, aconseja mantener la calma, no ignorarlo ni minimizarlo. Comentar el problema con alguien y hacer redes de apoyo, buscar algún colectivo de apoyo para la mujer y, sobre todo, no engancharse, “no alimentar al troll ni darle insumos para que siga afectando”.

Enfatizó en que “esto no te debe detener”, lo mejor siempre será hablar sobre lo que pasa, compartir la experiencia y tejer redes con otras mujeres para combatir la violencia de género de una manera estructural.

Sigue el ciclo de conferencias de la Coordinación para la igualdad de género de la UNAM todos los miércoles a través de @unam.mx y de UNAM Global.

Deja tu comentario

Comentarios