Deportes

El deporte: motor de transmisión de valores y generador de cambio social

Dirección General del Deporte Universitario
La realidad que nos depara necesita de principios habituales en el deporte para encarar el mundo laboral y social de una mejor manera.

En el marco del ciclo de conversatorios en línea denominado Deporte y Contingencia. Tópicos del Deporte Universitario ante el Virus que Cambió al Mundo, creado para favorecer el llamado a permanecer en casa y hacer extensivo el conocimiento deportivo desde la UNAM, los participantes en la segunda mesa coincidieron en que la práctica deportiva es un medio propicio para generar valores de competencia y convivencia necesarios en situación de crisis como la que actualmente vivimos.

En esta sesión participaron David Pastor Vico, filósofo, divulgador y conferencista de la Dirección General del Deporte Universitario (DGDU), y Samuel León Martínez, académico adscrito al Programa Universitario de Bioética y responsable del área de educación continua del mismo. La mesa estuvo moderada por Amalia Parra Visoso, académica del Centro de Estudios del Deporte (CED), de la DGDU.

Vico inició la ronda de participaciones señalando que actualmente nos encontramos en medio de un marcado individualismo, en un proceso de pérdida de confianza interpersonal y en un ambiente de polarización social en donde poco a poco gana terreno la soledad y en donde los vínculos se presentan a través de las redes sociales, más que en la convivencia.

“Ante esta realidad, el deporte universitario se convierte en un vehículo ideal para transmitir valores y en un medio para favorecer la construcción de relaciones personales presenciales, en donde niños y jóvenes pueden adquirir confianza en el otro”, señaló Vico.

Por su parte, Samuel León dijo que “en medio de esta crisis sanitaria hemos atestiguado la desnaturalización y la falta de valor moral, una enajenación que socava los fundamentos esenciales de vivir y sobrevivir en el planeta. Y en el contexto de esta pandemia, hay que tomar conciencia y no volver al mismo frenesí en que se vivía antes de que la irrupción del SARSC-CoV-2 cambiara al mundo”, dijo.

Amalia Parra destacó el hecho de que el deporte crea puentes, vínculos y valores de integración hacia un trabajo colaborativo y en equipo, en donde no se resalta el individualismo. “En la actualidad, el ser humano requiere de volver a confiar. En el deporte se da esa posibilidad pedagógica de esperar y confiar en lo que se haga mediante integración, en equipo, a través de un trabajo colaborativo”.

Los panelistas coincidieron en que el deporte es una isla de salvación en donde se es capaz de generar, junto con otros individuos, valores de competencia y convivencia para encarar el mundo laboral y social de una mejor manera. “Se deben reivindicar los espacios públicos y volver a hacer comunidad, generando un sentido de pertenencia y de cohesión social”, apuntó Vico.

Este viernes 1 de mayo, te invitamos a seguir el conversatorio con el tema “Fortalezas psicológicas del deportista”, a través de Facebook Deporte UNAM, a las 10:00 horas del centro de México.

Deja tu comentario

Comentarios