BLOG

Todos los seres humanos deberían tener acceso a servicios médicos

Edahena Villavicencio*

Arundhati Roy hace ver en un artículo que el fenómeno de enfermos graves sacados de los hospitales en Estados Unidos, abandonados a la mano de Dios, no es nuevo ni propio de la pandemia. Existen diversas películas, textos periodísticos, testimonios que muestran la desesperación de quienes no tienen seguro médico o éste no cubre los costos de los tratamientos requeridos por sus respectivos pacientes y a quienes se deja morir.

 

En la emergencia sanitaria la diferencia es que ya no se trata sólo de gente de escasos recursos, sino de difíciles decisiones médicas, incluida la edad, tiempo, evolución del padecimiento, quizá lazos sociales,  oficio o profesión y hasta disponibilidad de galenos o de un respirador.

 

La autora destaca que el que ocurriera antes es menos justificable a la inevitabilidad del ahora, así que propone ver la crisis por el Covid-19 como un portal a un mundo mejor, porque el anterior ya no se sostenía.

 

Sistema de salud universal. Todos los seres humanos en cualquier país, sin importar sexo, raza, edad, educación, posición social o nacionalidad deben tener acceso a servicio médico como un derecho humano inalienable, del que nadie puede ser privado.

 

En un salto de lo general a lo individual, pienso qué ha cambiado con la pandemia en mi entorno que sea mejor, que debiera sostenerse porque sencillamente es mejor que antes. Quizá sólo para mí. Aunque también –al parecer pasa en cada vez más hogares– para muchas mujeres madres de familia. Una obviedad y que tal vez en algunas sociedades ni siquiera se entienda por qué en México sorprende tanto que pase: los quehaceres de la casa se comparten.

 

*La autora es periodista y licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM

 

Deja tu comentario

Comentarios