Academia Campus NewsFeed

El COVID-19 y sus consecuencias en un mundo global

FES Acatlán
De acuerdo con especialistas la pandemia marcará un antes y un después en el mundo con consecuencias a nivel político, económico y social

Aunque la afectación mundial ya es evidente debido a la contingencia sanitaria del COVID-19, la pandemia marca un antes y un después en las relaciones diplomáticas entre los países, porque deberán afrontar las consecuencias a nivel político, económico y social de una manera inteligente,  aunque en algunos casos se aprovechen de este suceso para llevar a cabo actos que sólo beneficien a la imagen de algunas políticas de Estado.

El doctor Roberto Carlos Hernández López, catedrático de la FES Acatlán, considera que para las Relaciones Internacionales, así como los aspectos políticos y sociales, se avecinan tiempos oscuros a consecuencia de la pandemia mundial.

“En lo general así se ve el panorama ya que estamos viviendo una crisis sanitaria que ya nos superó en muchos aspectos y ahorita lo vemos en lo económico ya que en España debido a la emergencia perdió 900 mil empleos, de este lado Estados Unidos ya tiene inscritos a casi seis 6 millones de desempleados tras la emergencia y así en el mundo  vendrá una dura crisis económica y ya lo vemos con los precios del petróleo y se viene el peor escenario que hemos tenido desde hace 20 aunque estamos a tiempo de recuperarse”, destacó

Por su parte, para el doctor Manuel Martínez Justo, profesor y especialista en relaciones internacionales, también de la FES Acatlán, agregó que “El COVID-19 nos está afectando a nivel global y el papel que están tomando los diferentes gobiernos es el adecuado, como el solicitar a la población que se resguarde, cerrar las fronteras, es por un bien de todos, para no aumentar los contagios y es una buena estrategia para hacerle frente a esta emergencia sanitaria. Aunque tendrá muchas repercusiones a nivel general, ya que se verá afectado el comercio internacional y habrá que esperar cuáles serán las posiciones de las naciones, ya que, al mismo tiempo, se buscará una solución para evitar más contagios; se tienen que buscar resultados para que no se vean seriamente dañados en cuestiones económicas y sociales”, destacó.

Para Hernández López le preocupación es grande en materia de asuntos diplomáticos ya que más a allá de los cierres de fronteras lo que puede ocurrir es como algunos gobernantes están utilizando la pandemia para beneficiarse en su imagen y tomar posturas extremas.

“La coyuntura es grande pero preocupa como algunos gobiernos llevan agua a sus molinos como el de Filipinas que toma decisiones extremas como la que tomó en esos días y así podemos preocuparnos por aquellos que busquen que leyes para poderes excepcionales y se aprovechen de este estado de emergencia con algunas de estas legislaciones que en crisis se aprovechan sin saber las consecuencias locales o internacionales”, apuntó

Y es que hace unas horas, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a las fuerzas policiales de quel país «disparar a matar» a las personas que violen la cuarentena impuesta por el gobierno filipino.

Por su parte, Martínez Justo  considera que el futuro inmediato para las naciones de Europa y Asia, que son las que ya están padeciendo por el efecto del COVID-19 en cuestión económica, se verá marcado por un desarrollo que denominan ‘nacionalismo clásico’, que es el de preservar y desarrollarse sin una vinculación con los demás, aunque a nivel diplomático los problemas los deberán resolver de la mano con los demás gobiernos.

“Parece contradictorio pero es la realidad, se debe estar unidos para poder lograr, en primera, encontrar una vacuna o la cura para este COVID-19, pero debe ser de manera conjunta, codo a codo. Estamos ante un cambio importante e internacional que tendrá una serie de transformaciones en las relaciones en los diferentes países que sin duda debe ser más humano, cercano, solidarios y donde el interés siempre sea la población, que hoy junto con los gobiernos se vio sorprendida por esta pandemia”, indicó.

Sobre la situación y el futuro en América Latina, ambos especialistas coinciden en que la situación que se vislumbra, dadas las condiciones de los sistemas de salud, las consecuencias podrían ser catastróficas si no se siguen los protocolos que se están tomando alrededor del mundo.

“Evidentemente debemos coadyuvar a que los servicios sanitarios sean los suficientemente eficientes para afrontar la pandemia y para esas naciones que tienen población de riesgo,  pero creo que hay muy buenas alternativas, ya que América Latina está llena de países jóvenes, puede ayudar mucho, al mismo tiempo hay que pensar hacia el futuro y cómo podemos colaborar para que este mal no tenga los efectos tan negativos como se presagia, por eso el llamado a quedarse en casa será un paso importante para que podamos tener buenas opciones al afrontar las crisis que se avecinan”, destacó Martínez Justo.

Deja tu comentario

Comentarios