Salud

El brote epidémico en la capital y área conurbada ya inició y es momento de aplicar medidas más severas

Omar Páramo

En la Ciudad de México y zona metropolitana ya inició el brote epidémico de Covid-19, pese a que en los reportes de las autoridades el número de casos parece aún no tan grande. Esto se debe a que, en vez sumar los casos del área, los registros de la CDMX y los del Edomex se han llevado por separado, como si la capital no se extendiera hasta la entidad vecina formando una gran mancha urbana donde las divisiones son indistinguibles.

“Por tratarse de administraciones diferentes, cada gobierno presenta sus respectivos números, pero los virus no entienden de esto ni saben de demarcaciones políticas; ellos sólo quieren propagarse”, explica el doctor Gustavo Cruz, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM.

Cuando hablamos de zona metropolitana nos referimos a una urbe que, al desplegarse sin mesura, desborda sus límites político-administrativos originales. Tal fue el caso de la Ciudad de México, que en los años 40 se unió al municipio mexiquense de Naucalpan y, desde entonces, no dejó de crecer, al grado de ser hoy una de las áreas más densamente pobladas del mundo, con más de 22 millones de habitantes y siete mil 954 kilómetros cuadrados de superficie.

A decir del académico, justo estas características de territorio y población son un escenario ideal para que un virus como el Covid-19 se disemine muy rápido y, por lo mismo, muy pronto veremos que los infectados doblarán su número cada dos o tres días.

No obstante, para hacer estos cálculos primero hay que tener una idea del número real de enfermos en la capital y su área conurbada y, para ello, el doctor Cruz y su equipo de colaboradores han estado analizado los datos proporcionados a diario por las autoridades de la CDMX y el Estado de México a fin de generar una serie de gráficas que retraten la evolución la epidemia.

“No sabemos dónde viven todos los enfermos mexiquenses, pero lo más probable que la mayoría radique en municipios aledaños a la capital como Ecatepec, Nezahualcóyotl o Naucalpan. Por ello, para tener un estimado, decidimos tomar el total de casos reportados en la Ciudad de México y, viéndonos conservadores, a dicha cifra le sumamos la mitad de los casos referidos por el Edomex.

La gráfica más reciente obtenida por el investigador y su equipo muestran algo inobjetable: una elevación muy pronunciada alrededor del 25 de marzo; esta subida exponencial lo que en realidad muestra es el inicio del brote infeccioso.

En la imagen los puntos rojos son datos y los negros pronósticos y esto nos plantea un escenario en el que debemos actuar ya, señala el doctor Cruz. A partir de estos datos creemos que es tiempo de, y a criterio de las autoridades, aplicar medidas sanitarias más estrictas, pues en este punto funcionarían de mejor manera; si esperamos a que la epidemia avance los resultados serán mucho menos efectivos.

“Esto va justo en el sentido de lo expresado este fin de semana por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien al enterarse de los ya más de mil los infectados en México advirtió que el momento de aislarnos es ahora o nunca. En esto tiene razón, pues la única estrategia que funciona para lograr que esta curva no se eleve demasiado son las medidas severas de distanciamiento”.

Deja tu comentario

Comentarios