Academia Ciencia Nacional Salud

Es momento de enfocarnos en nuestra epidemia

Farrah de la Cruz Cárdenas/Damián Mendoza/Radio UNAM
Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de la Comisión de la UNAM contra el Covid-19, mencionó que cada país lleva su epidemia a su propio ritmo y a sus propias características y capacidades

La fase tres por coronavirus llegará a México pese a la instauración de la Jornada Nacional de Sana Distancia, por tanto, “es momento de dejar de mezclar historias y enfocarnos a nuestra epidemia”.

En entrevista para Radio UNAM, Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus, destacó la preparación oportuna que las autoridades sanitarias hicieron ante la llegada del virus a nuestro país.

“No llevábamos ni 200 -casos- y ya estaban cerrando escuelas y parando eventos masivos. Hoy no llevamos ni 500 y ya están parados prácticamente todos los niveles de gobierno y el 80 por ciento de las actividades. Esto no lo alcanzó a hacer ningún país a tiempo”.

La fase de máxima transmisión por día la viviremos, pero, a diferencia de otros países, el pueblo mexicano puede evitar que la curva epidémica –número de casos diarios– no crezca exponencialmente y para ello es necesario cumplir enérgicamente las medidas sanitarias, es decir, quedarnos en casa y lavarnos las manos las veces que sea necesario.

Y es que, a decir de Rodríguez Álvarez, en este momento en la comunidad se podrían estar dando contagios desapercibidos de gente que tiene un catarro leve o de aquella que haya sido contacto de un caso con coronavirus.

“Lo que queremos es que los contagios ocurran despacio, que los pacientes graves vayan siendo de poco en poco para que no se saturen los hospitales ni se desgaste la sociedad, porque en los últimos tres días hemos visto lo complejo que es combatir una epidemia, es decir, hay que preparase en muchos aspectos, como en lo jurídico y administrativo”.

Por tanto, el profesor de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM hace hincapié en la necesidad de consumir sólo información oficial y verídica, así como en dejar de mezclar las historias de otros países con el nuestro, pues “cada país lleva su epidemia a su propio ritmo y a sus propias características y capacidades”.

Deja tu comentario

Comentarios