Investigación NewsFeed

Descubren el primer animal que no requiere oxígeno para respirar

Universidad de Tel Aviv
Esporas del parásito H. salminicola nadando bajo un microscópio. Los 'ojos' son en realidad células uritcantes. Imagen: timesofisrael.com/

Que los animales multicelulares de la Tierra necesitan el oxígeno para vivir era una verdad a la altura de que el Sol sale y se pone cada día o que la gravedad nos atrapa bajo su influjo. Hasta ahora.

El concepto debe repensarse, ya que un grupo de científicos de la Universidad de Tel Aviv (TAU) en Israel ha estudiado a fondo un ser que no depende del oxígeno. Es decir, que no respira. Y este hallazgo podría tener enormes consecuencias no solo aquí, en nuestro planeta, sino en la búsqueda de vida en otros mundos.

En la naturaleza existen adaptaciones que han permitido a algunos organismos vivir en condiciones de poco oxígeno e incluso hipóxicas. De forma paralela, algunos seres unicelulares han desarrollado orgánulos parecidos a las mitocondrias; pero el debate sobre si era posible la existencia de animales que no respiraran oxígeno nunca se había podido zanjar.

El estudio sobre el hallazgo fue publicado el 25 de febrero en la revista digital PNAS, dirigidos por la profesora Dorothee Huchon de la Facultad de Zoología en la Facultad de Ciencias de la Vida de TAU y el Museo Steinhardt de Historia Natural.

Su genoma fue secuenciado, junto con los de otros parásitos de peces mixozoanos, como parte de una investigación apoyada por la Fundación Binacional de Ciencia EE. UU.-Israel y realizada con el profesor Paulyn Cartwright de la Universidad de Kansas, y el profesor Jerri Bartholomew y el Dr. Stephen Atkinson de la Universidad Estatal de Oregon.

La naturaleza anaeróbica del animal fue un descubrimiento accidental. El pequeño parásito mixozoo, miembro de los Cnidarios (medusas y corales) de menos de 10 células, Henneguya salminicola, vive en el músculo del salmón.

Mientras se revisaba la secuencia genómica del animal, el profesor Huchon descubrió que no incluía un genoma mitocondrial. La mitocondria es el sitio de la célula donde se captura oxígeno para generar energía, por lo que su ausencia indica que el animal no respira oxígeno.

«Nuestro descubrimiento muestra que la evolución puede ir en direcciones extrañas. La respiración aeróbica es una fuente importante de energía y, sin embargo, encontramos un animal que abandonó esta vía crítica«, dijo Huchon.

Algunos otros organismos como hongos, amebas o linajes ciliados en entornos anaeróbicos han perdido la capacidad de respirar con el tiempo. El nuevo estudio demuestra que lo mismo le puede pasar a un animal, posiblemente porque el parásito vive en un ambiente anaeróbico.

Hasta el nuevo descubrimiento, hubo debate sobre la posibilidad de que los organismos que pertenecen al reino animal pudieran sobrevivir en entornos anaeróbicos. La suposición de que todos los animales están respirando oxígeno se basó, entre otras cosas, en el hecho de que los animales son organismos multicelulares y altamente desarrollados, que aparecieron por primera vez en la Tierra cuando aumentaron los niveles de oxígeno.

«Todavía no está claro para nosotros cómo el parásito genera energía«, dice el profesor Huchon. «Puede estar extrayéndolo de las células de peces circundantes, o puede tener un tipo diferente de respiración, como la respiración libre de oxígeno, que típicamente caracteriza a los organismos anaerobios no animales (como las bacterias)«.

Según el profesor Huchon, el descubrimiento tiene una enorme importancia para la investigación evolutiva.

«En general, se cree que durante la evolución, los organismos se vuelven cada vez más complejos, y que los organismos unicelulares o unicelulares son los ancestros de los organismos complejos«, concluye. «Pero aquí, justo delante de nosotros, hay un animal cuyo proceso evolutivo es el opuesto. Viviendo en un ambiente libre de oxígeno, ha eliminado genes innecesarios responsables de la respiración aeróbica y se ha convertido en un organismo aún más simple«.

Fuente: TAU

Artículo: «A cnidarian parasite of salmon (Myxozoa: Henneguya) lacks a mitochondrial genome«. PNAS.

Deja tu comentario

Comentarios