Internacional Salud

Pangolín, uno de los reservorios del coronavirus

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
Es el animal que más se trafica en el mundo y podría ser el huésped intermedio para la propagación del virus, aunque posiblemente haya otros reservorios adicionales

Hasta el día de hoy, 7 de febrero, tenemos un informe de 31 mil pacientes infectados con demostración de coronavirus, el veinte por ciento de ellos ha presentado un estado clínico grave y han fallecido más de 600 personas. Sin embargo, aunque el número de casos se ha extendido de manera amplia en más de 20 países, la mortalidad de este virus es relativamente baja, explicó el doctor Samuel Ponce de León Rosales, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud de la UNAM.

En ese contexto, el experto refirió que ahora se está discutiendo cuál será la denominación oficial que se le dará, “posiblemente SARS Wuhan”. 

Reiteró que se tienen que reforzar los protocolos de vigilancia y contención eventualmente para evitar la propagación. Por otro lado, explicó que ya se identificó uno de los reservorios del virus, se trata del Pangolín, una especie que se encuentra entre el armadillo y el oso hormiguero y que resulta ser una suculencia entre la cocina China. Se le atribuyen poderes mágicos y de utilidad para el tratamiento de múltiples enfermedades con el uso de sus escamas y carne.

Acotó que aparentemente es el animal que más se trafica en el mundo de manera ilegal y podría ser el huésped intermedio para la propagación del virus, aunque posiblemente haya otros reservorios adicionales.

Finalmente, mencionó que ya se iniciaron pruebas clínicas con anti virales pero llevará tiempo tener resultados aplicables en clínica para decir que se cuenta con algún tratamiento.

Lo más importante es estos momentos es establecer el diagnóstico de posibilidad en caso de la sospecha, un protocolo de aislamiento con los pacientes que tengan esta situación y estar informados con las prácticas a seguir para evitar que el personal de salud se contagie, consideró el especialista en epidemiología.

Deja tu comentario

Comentarios