Campus Ciencia Internacional Salud

Un virus aparece para quedarse

Michel Olguín Lacunza / Francisco Medina
Para enfrentar al coronavirus la UNAM está preparada, ha creado una comisión dedicada a enfrentar las problemáticas de este enfermedad

Hace millones de años vivieron los dinosaurios, pero después de extinguirse quedó rastro de su genética a través de sus descendientes que son las aves. Otro caso son los neandertales, quienes se reprodujeron con nuestros ancestros y también quedó su huella en nosotros. Los virus nunca se extinguirán del todo, cuando uno aparece se queda para siempre, explicó Antonio Lazcano Araujo, profesor emérito de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

De acuerdo con el académico universitario la humanidad sólo ha logrado extinguir el virus de la viruela y otro que afectaba a las vacas, pero el síndrome respiratorio agudo grave (SARS), la influenza y otras variantes que han aparecido siguen con nosotros.

¿Se sabe cada cuánto aparecerá un nuevo virus?, es una de las grandes preguntas que la humanidad se ha hecho. Al respecto, Lazcano Araujo respondió que el dato se desconoce, pero aparecen constantemente.

Por ejemplo, en el siglo pasado nació un niño infectado con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), cinco años después la población original que había afectado este virus ya se había diversificado hacia cepas distintas. “Ahí vemos la rapidez con la que evoluciona el virus”.

Coronavirus ¿pandemia?

Actualmente las personas están preocupadas por la rápida propagación del coronavirus y tienen miedo que se convierta en una pandemia. Lazcano opinó que es evidente la rapidez con que crece la epidemia. De hecho, los virus no están vivos, no son bacterias ni hongos microscópicos, así que los antibióticos no sirven para atacarlos. Lo mismo aplica para el coronavirus.

“En este momento  los números son bastante precisos dentro del rango de lo que se sabe, pero probablemente tendremos una pandemia en todos lados”.

¿Por qué se propagan tan rápido? Existen dos tipos de virus: aquellos que usan el ácido ribonucleico (RNA) y los de ácido desoxirribonucleico (DNA) para replicarse.

Los virus de DNA son más estables al replicarse, es decir, la información se deforma menos, y por eso es más difícil que se adapten a nuevos ambientes.

En cambio, los virus formados por RNA  mutan todo el tiempo y se adaptan más fácilmente a los cambios. “Es por esto que cuando tenemos una infección de virus de este tipo, como es la influenza, debemos aplicarnos la vacuna cada año, cambian constantemente”.

La UNAM ante el coronavirus

Para enfrentar al coronavirus la UNAM está preparada, de hecho, ha creado una comisión dedicada a enfrentar las problemáticas de este enfermedad.

A decir de Antonio Lazcano, la participación de la Máxima Casa de Estudios es fundamental porque en términos culturales, sociales y científicos tiene la capacidad de convocar especialistas de muchas áreas, y ellos pueden ayudar a la nación para comprender, contener y resolver este problema de salud pública.

Deja tu comentario

Comentarios