Academia Campus Cultura NewsFeed

Agenda 2030, a una década del plazo para alcanzar la meta

Descarga Cultura.UNAM / Sara Regalado
Antecedentes y análisis de los 17 objetivos que se trazaron 193 países para transformar el mundo

El primer objetivo de la llamada Agenda 2030 establecida por los 193 países que conforman las Naciones Unidas, es “poner fin a la pobreza en todas sus formas, en todo el mundo”, un objetivo que puede parecer utópico en las circunstancias globales en las que nos encontramos, pero Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se pregunta por qué si hemos sido capaces de imaginarnos el fin del mundo en películas o libros, no somos capaces de imaginar un mundo sin desigualdad y hacer acciones encaminadas a ello.
El documento Transformar Nuestro Mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible tiene como objetivo poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático sin que nadie quede rezagado, para el año 2030; es decir, los países que se comprometieron —entre ellos México— tienen 10 años para alcanzar esta meta. Aunque fue aprobado en 2015, este proyecto en marcha tiene su sustento en documentos y acuerdos anteriores y ha sido el resultado de varias negociaciones entre países: desde la Agenda de Medio Ambiente y Desarrollo, postulada en 1992 y las diferentes iniciativas que se dieron en ese decenio en aspectos de equidad de género, hasta la Declaración del Milenio en la que se estipularon ocho objetivos básicos para el desarrollo global.

Sin embargo, se observó que esa agenda postulada en el año 2000 era insuficiente porque no convocaba a un conceso universal, sino que sólo observaba a los países más pobres. Se requería una agenda mucho más incluyente para atender problemas globales. Y esta es una de las grandes diferencias con la Agenda 2030, un plan universal que no sólo es para que la cumplan los países en vías de desarrollo, sino también los desarrollados, con el fin de construir una sociedad más justa, más igualitaria y mejores con economías, así lo expone la diplomática mexicana Alicia Bárcena en el curso La igualdad en el centro del desarrollo sostenible (https://bit.ly/38q37J6), que impartió en 2018 dentro del programa Grandes Maestros.UNAM de CulturaUNAM.

Otras características importantes de este documento es que los objetivos se definieron con 321 metas específicas y sus respectivos indicadores, pues como señala Bárcena: “Lo que no se mide es lo que no nos importa, por eso es importante romper el silencio estadístico de las cosas que nos importan”. Además, las naciones que han adoptado este reto saben que es indivisible, todos los objetivos están entrelazados, no se puede cumplir uno y dejar fuera otros.

Análisis crítico
Alicia Bárcena reconoce la importancia de la Agenda 2030 y la urgencia con la que se debe atender, pero también hace una reflexión de los retos que se deben enfrentar y de las limitaciones que tiene este plan. “En CEPAL nos dimos cuenta de que en muchos países creen que es suficiente con cumplir la agenda a nivel nacional, pero no basta, no es la sumatoria de acciones nacionales lo que nos va a sacar de este mudo en problemas”.

Para combatir este reto Bárcena habla de una gobernanza global y gobernanzas regionales, por ejemplo: “el multilateralismo es la única forma en la que podemos confrontar la concentración del poder en manos de las transnacionales. Cada país individualmente puede hacer muy poco, pero solo colectivamente se puede trazar un camino en el que ese 45% de ganancias que las transnacionales mandan a paraísos fiscales, se quede en los países en los que se generan esas ganancias”.

Otros factores que preocupan a Bárcena son los medios de implementación para alcanzar los 17 objetivos. Propone que son básicamente tres instrumentos con los que se debe contar: financiamiento, tecnología y reglas en materia comercial. Con respecto al primero, afirma que se necesitan entre 13 y 14 billones de dólares para alcanzar todos los objetivos, que los enfocados al hábito social son los que menos cuestan y los más caros son de infraestructura y energía. “Se habla de que los países desarrollados tienen una deuda histórica con los países en vías de desarrollo”, sin embargo no se ha cumplido la meta de aportaciones que estos países deben dar al fondo llamado Ayuda Oficial al Desarrollo para cumplir con la agenda.
Bárcena apuesta por medidas drásticas, para alcanzar el camino trazado hay que “cambiar la conversación entre el sector privado, el público y el ciudadano; cambiar el paradigma de desarrollo, este modelo de desarrollo concentrador, que incentiva la cultura de los privilegios, que es extractivita, que maldistribuye las ganancias, tiene que cambiar”, afirma.

Los 17 objetivos de la Agenda 2030 son:
1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas, en todo el mundo
2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de nutrición y promover la agricultura sostenible.
3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas y todos en todas las edades.
4. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas y todos.
5. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.
6. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.
7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.
8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.
9. Construir infraestructura resiliente, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.
10. Reducir la desigualdad en y entre los países.
11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
12. Garantizar modalidades de producción y de consumo sostenibles.
13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos submarinos para el desarrollo sostenible.
15. Promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchas contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica.
16. Promover sociedades justas y pacíficas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.
17. Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Deja tu comentario

Comentarios