Deportes

Lanza la ENEO programa de activación física “Pausa para la Salud”

Armando Islas / Fredy Pastrana
Divididas en dos sesiones, se pretende contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad de dicho plantel con ejercicios de bajo impacto.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de su comunidad, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO), inauguró el pasado lunes 2 de diciembre su programa de activación física “Pausa por la Salud”.

De lunes a viernes, dos veces al día, la comunidad de dicha Escuela se dará tiempo para realizar ejercicios de bajo impacto, por lapso de siete minutos.

“Lo que buscamos es interrumpir la jornada laboral durante siete minutos para activar la circulación sanguínea, así como quitarnos un poco el stress, con lo cual nos habremos despejado mentalmente para volver más activos a trabajar”, detalló Daniel Soriano, enfermero especialista en Cultura Física por la Dirección General del Deporte Universitario y responsable del programa “Pausa para la Salud”.

Las ventajas de realizar ejercicio sistemático contribuyen a bajar los índices de enfermedades cardiacas y respiratorias al igual que problemas digestivos, pero también mejora la salud mental: las personas activas tienen una estima más alta, son proactivas y menos depresivas.

“A raíz de la difusión del Programa Universitario de Activación Física que hemos realizado en Las Islas de Ciudad Universitaria con deporte universitario, Pumafit así como con los gimnasios al aire libre, hay planteles que han tomado la estafeta e impulsado este tipo de actividades en su comunidad”, señaló Valentín Albarrán Ulloa, director de Cultura Física de la DGDU.

Los ejercicios que se realizan en dicha pausa son básicamente torciones, extensiones y flexiones, sesión dividida en tres fases: calentamiento, actividad intensa donde se lleva al organismo a trabajar entre el 60 y 80 por ciento de su frecuencia cardiaca máxima y relajación.

“El mal que se ataca es el sedentarismo y lo que provoca, la Organización Mundial de la Salud recomienda 75 minutos a la semana de ejercicio vigoroso o 150 de manera moderada. Si bien es relativamente poco, si toda la gente lo hiciera, se reduciría en un gran porcentaje los riesgos de padecer enfermedades crónico degenerativas, también lo que cuesta atender y mantener a quienes la padecen”, señaló Albarrán Ulloa.

 

Deja tu comentario

Comentarios