Campus

FIL de Guadalajara entrega reconocimiento póstumo a Miguel León-Portilla

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara otorgó el premio Homenaje al Bibliófilo José Luis Martínez a Ascensión Hernández y de manera póstuma al escritor Miguel León-Portilla. Reconocieron su trabajo de investigación y por mantener vivo el legado de las culturas mesoamericanas.

Hacer este reconocimiento a dos de las mentes más importantes para el rescate de la historia precolombina de nuestro país nos llena de regocijo, aseguró  Sergio López Ruelas, coordinador de bibliotecas de la Universidad de Guadalajara.

Este premio es otorgado por la FIL desde hace 19 años para destacar la labor de aquella persona que ama los libros, que siente pasión, interactúa con ellos y los cuida como un preciado tesoro. “Cuando un bibliófilo contempla su biblioteca admira el amor y dedicación por las obras que conforman su colección, los libros son pensamiento escrito a través del cual la memoria se conserva viva y el universo puede reflejarse a manera de palabras”, explicó López Ruelas.

Expresó su reconocimiento para Ascensión Hernández, mujer visionaria, amante de la cultura, la historia y estudiosa de los antepasados, “son muy pocos los pensadores que se han empeñado en rescatar a nuestros antepasados prehispánicos con un estudio perfecto del náhuatl y el exilio español».

Por su parte, Hernández recordó que el amor a los libros los unió siempre, para los dos eran algo importante en su vida, “les dimos un uso de conocimiento. De la materia que hablara (Miguel León-Portilla) hacía una broma, tenía la cualidad de estar contento, de estar con la gente que lo quería. Fue un padre excelente, un abuelo que le encantaban sus nietos y me apoyó en todo».

Deja tu comentario

Comentarios