Campus NewsFeed

Reflexionan en torno a la migración y el racismo

Expertos disertaron sobre lo que significa ser mexicano y migrante en el contexto actual

El Coloquio Reconfiguración de los imaginarios mexicanos ante la crisis migratoria actual reunió a 17 expertos que aportaron reflexiones sobre temas como el territorio, el asilo y la exclusión; el Estado y nación ante flujos migratorios; el racismo y la xenofobia; los imaginarios nacionales en la relación México-Estados Unidos y la reconfiguración del imaginario del “pueblo” ante los flujos migratorios.

En la sala de videoconferencias del Posgrado, la primera mesa del coloquio, titulada Las valoraciones morales y políticas ante flujos migratorios, contó con la participación del doctor Guillermo Castillo Ramírez, del Instituto de Geografía de la UNAM, quien habló sobre Donald Trump y el racismo como política migratoria. El ponente destacó que se ha representado a los migrantes como criminales, cuando en realidad son trabajadores explotados, además, describió la falta de efectividad de políticas migratorias como la construcción del llamado “muro”.

Castillo Ramírez mencionó que, hasta la fecha, cerca de cinco mil familias fueron separadas, incluso cuando estas acciones resultaron ilegales dentro del mismo territorio estadunidense, tal es el caso de los hijos de padres migrantes, pues, aunque los niños tengan la ciudadanía norteamericana, han sido separados de sus padres, situación que atenta contra sus derechos.

Los deportados, puntualizó, tampoco deben ser catalogados como criminales, sino como migrantes forzados que al regresar a sus países de origen enfrentan situaciones como el daño psicológico, el descenso en el ingreso y la desintegración familiar.

El doctor Mauricio Pilatowsky Braverman, docente de la FES Acatlán, habló sobre la reconfiguración del imaginario “moral”, y destacó la incidencia de la llamada Cartilla Moral, obra de Jaime Torres Bodet, quien fuera Secretario de Educación Pública, y José Luis Martínez, director del Fondo de Cultura Económica, que encomendaron a Alfonso Reyes.

Este texto de 1944, tuvo una historia particular, Reyes hizo distintas versiones debido a que varios sectores se negaban a publicar este escrito porque les pareció religioso, conservador y anticuado. Otra particularidad del texto, señaló el académico, no se distingue entre moral y ética, pues mientras la primera se refiere a una posición personal que califica las cosas como buenas o malas, la segunda es un espacio de discusión y reflexión ante estas posturas. La moral se da en el ámbito privado, la ética atañe al espacio público, indicó Pilatowsky Braverman.

El especialista se mostró preocupado, ya que Andrés Manuel López Obrador coincide con Reyes, quien situaba a la familia y a la religión como las transmisoras de la moral, lo cual le quita relevancia a la discusión pública y contraviene a la bandera progresista que enarbola el actual gobierno.

Deja tu comentario

Comentarios