NewsFeed

Con telescopio antiguo detectan planeta extrasolar y ganan Nobel de Física

Michel Olguín
Queloz y Mayor crearon un modelo de cómputo para medir pequeñísimas variaciones en el movimiento de una estrella y así detectar a los exoplanetas y con un telescopio obsoleto encontraron al 51 Pegasi b

Era una noche invernal cuando Didier Queloz se encontraba en el observatorio de Haute-Provence, al sur de Francia y detectó a 50 años luz de la Tierra el planeta extrasolar 51 Pegasi b.

Se trata de un exoplaneta que orbita alrededor de una estrella ubicada en la constelación de Pegaso, fue el primero en su tipo identificado por la humanidad.

El hallazgo se realizó en 1995 con un telescopio a punto de descontinuarse, ¿quién querría esa chatarra?, dice en entrevista Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM.

No obstante, el suceso cambió el curso de la astronomía, hoy se han detectado más de 4 mil planetas extraterrestres y le valió a Didier Queloz y su asesor Michel Mayor, el premio Nobel de Física.

¿Cómo lo lograron?

Durante años la humanidad soñó con la existencia de otros planetas, pero, hasta ese momento, fue imposible detectar alguno, ni siquiera con los mejores telescopios de la Tierra, añade Fierro Gossman en entrevista para UNAM Global.

Los planetas suelen brillar porque reflejan la luz de las estrellas, pero estas destellan tanto, que eclipsan todo a su alrededor. Por eso, desde nuestro hogar es imposible identificar a los exoplanetas.

No obstante, los astrónomos Queloz y Mayor imaginaron que la presencia de un planeta perturbaría la órbita de una estrella. Regularmente viajan por el Universo en línea recta, pero cuando tienen otro lucero acompañante giran una en torno de la otra y se les llama “estrellas binarias”.

Cuando los astros viajan con sus planetas, el punto de giro de la estrella cambia porque pesa mucho más que su acompañante. “Rotan de forma distinta”, explica Julieta Fierro.

En el mundo de la astronomía se había planteado que las estrellas acompañadas por planetas tendrían un movimiento distinto, en vez de viajar de forma recta lo harían con ligeras variaciones, pero nadie había logrado identificarlas, hasta que lo lograron estos científicos suizos.

Queloz y Mayor crearon un modelo de cómputo para medir estas “pequeñísimas variaciones” y después utilizaron el telescopio francés considerado muy antiguo.

Descubrieron este primer planeta extrasolar y desde entonces se han detectado una gran variedad: gigantes, pequeños, gaseosos, con agua y hasta con anillos.

¿Cómo detectan estos últimos? Julieta Fierro explica que los anillos de estos exoplanetas eclipsan cierta cantidad de la luz de la estrella cada determinado tiempo, y al medir estas diferencias los identificaron.

Además, al medir la luz que absorben los planetas es cómo se puede determinar sus propiedades, concluye.

Deja tu comentario

Comentarios