Academia Medio Ambiente

Arquitectura sustentable

Juan Antonio López
La doctora Natalie Rosales expuso que, aunque se reconocen factores institucionales y políticos, la humanidad ha avanzado en el planteamiento y generación de perspectivas para las ciudades del futuro

La Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM lleva a cabo las Terceras Jornadas Interdisciplinarias sobre Paisaje, ordenamiento y sustentabilidad. En ese contexto, la doctora Natalie Rosales Pérez dictó la conferencia Renaturalizar las ciudades, una estrategia de la sustentabilidad humana.

La investigadora de El Colegio Mexiquense expuso que el problema de la sustentabilidad es un tema de redistribución. Destacó que desde una perspectiva crítica se ha entendido que “un crecimiento económico ilimitado y despilfarrado no es sostenible en el largo plazo. Que a partir del modelo actual de desarrollo, basado en el consumo de recursos, hay una serie de deterioros y de impactos en el ambiente”.

Desde hace cuatro décadas se ha hablado de un nuevo paradigma de desarrollo, un nuevo modelo basado en límites “reales y biofísicos, que permitan mejorar las condiciones de vida de todos”.

Rosales Pérez refirió que el paradigma del nuevo modelo de desarrollo sostenible implica “una dimensión ética y ecológica del desarrollo, de la protección al ambiente y a la biodiversidad, de reconsiderar las necesidades, aspiraciones y las prioridades presentes y futuras”.

Reconoció que también existe una dimensión institucional y política del crecimiento de las ciudades y cómo las habitamos, lo que ha derivado en nuevos conceptos como “ciudades sostenibles”, “asentamientos humanos sostenibles”, smart cities y “ciudades resilientes”.

Estas perspectivas tienen su origen en dos corrientes de pensamiento: la satisfacción del individuo mediante el uso de la tecnología (sustentabilidad débil), o tener como prioridad el cuidado del medio ambiente (sustentabilidad fuerte).

Las consideraciones finales de la investigadora se basaron en desarrollar estrategias, desde el urbanismo para la inclusión y restauración de espacios naturales en las ciudades, así como la incorporación de infraestructura verde que rescate y recupere la vegetación autóctona de los ecosistemas urbanos.

Deja tu comentario

Comentarios