Campus

Impeachmant, un eslabón de la batalla contra la Casa Blanca

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
El escenario es delicado, Rosas asegura que es difícil que lo avalen porque saben de la crisis política que se suscitaría y no están dispuestos a colocar al país en esa situación

Hace unas semanas la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, tercera autoridad del país, la demócrata Nancy Pelosi, anunció la puesta en marcha de la investigación previa para el proceso de destitución o impeachment contra el presidente Donald Trump.

Esto es derivado de más de dos años de dimes y diretes con la trama rusa, aunado ahora al  escándalo sobre las presuntas presiones de Trump a Ucrania para perjudicar la candidatura electoral del demócrata Joe Biden, al mandar investigar a su hijo.

“Estamos en contexto preelectoral, los republicanos cerrarán filas con Donald Trump y los demócratas no tienen un candidato sólido para contrarrestarlo en la contienda electoral”, explicó María Cristina Rosas González, investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Para la experta en relaciones internacionales no es la primera vez que se habla de impeachmant en EU, pero estando las dos cámaras dominadas por los republicanos no había cancha para llevarlo a cabo. “Ahora los demócratas le están cobrando varias a Trump aprovechando que son mayoría en la cámara de representantes, pero en el Senado sucede lo contrario, hay más republicanos y para que haya juicio contra el presidente primero debe de ser aprobado por los demócratas y avalado por el Senado”.

El escenario es delicado, Rosas asegura que es difícil que lo avalen porque saben de la crisis política que se suscitaría y no están dispuestos a colocar al país en esa situación, “para mi sí amerita impeachmant, pero hay que ver la correlación de fuerzas”.

Para el electorado es reprochable que el presidente mienta, es algo que tiene una traducción en términos electorales, en el voto popular: “Traump tiene una base de apoyo, pero qué tanto le pesa a ellos que su presidente sea un mentiroso, yo creo que pesa mucho”.

Sin embargo, tampoco ve que le vayan a retirar su apoyo, ya que el ciudadano de calle se da cuenta que cumplió sus promesas de campaña: el repudio a los tratados y el combate a los migrantes. Tal vez  los electores puedan pasar por alto que Trump mienta, pero sólo mientras la economía de EU no se estanque, si se ve comprometido será un escenario distinto, catastrófico para sus ambiciones políticas y electorales. “Si volteamos a ver cómo está el mundo donde Alemania está estancada y que China ya no está creciendo como solía, hay vientos de recesión que si se manifiestan en EU puede ser muy costoso para Donald Trump”.

Deja tu comentario

Comentarios