fbpx
Campus Ciencia

¿Por qué a los niños les fascinan los dinosaurios?

Michel Olguín Lacunza
A los niños les encantan los dinosaurios porque los asocian con fuerza, poder, control y ferocidad, una idea que combinan con fantasía, magia y todo lo imposible

David Alejandro es un pequeño de cinco años y desde que tiene memoria le encantan los dinosaurios. Siempre le cuenta a sus padres que estos seres son salvajes y que su favorito es el Tiranosario rex por ser el más poderoso.

En su habitación tiene varios juguetes de estos animales prehistóricos, desde rompecabezas, “muñequitos” de plástico hasta algunos que usan baterías, gruñen y caminan “solitos”.

Recientemente vio escenas de la película Godzila, ese enorme animal que destroza la ciudad de Nueva York y le encantó, porque “es el más poderoso de todos”.

¿Hace cuánto vivieron?, le preguntamos. Hace un millón de años y se extinguieron porque les cayó encima un meteorito, respondió.

Fernando Mata Rosas, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, explicó que a los niños -sobre todo de preescolar- les encantan los dinosaurios, porque al estar en una etapa de desarrollo cognitivo quieren sentir el control de la realidad a través de su pensamiento.

Incluso, los pequeños asocian a los dinosaurios con fuerza, poder, control y ferocidad, una idea que combinan con la fantasía, magia y todo lo imposible.

“El niño trabaja en todo momento para tratar de entender cómo es que funciona este mundo”. De hecho, para el tercer año de vida ha construido una realidad que le permite entender que hay un mundo real y un mundo de fantasía, aunque no siempre tiene claridad sobre la frontera entre uno y otro.

De los tres a los siete años los infantes ya conocen muchas cosas del mundo real, además entienden que tienen sueños mientras duermen y son capaces de jugar a ser alguien más. Dibujan o construyen con materiales lo que saben del mundo y sus pensamientos les permiten imaginar cualquier cosa.

Aprendizaje e imaginación

A estad edad, los niños o niñas se entusiasman y se ilusionan con cuentos tradicionales en los cuales la fantasía está presente: el ratón de los dientes, los cuentos de hadas, varitas mágicas, entre otros, añadió el académico universitario.

No obstante, es difícil que entiendan que los dinosaurios poblaron la Tierra hace 65 millones de años (la temporalidad está fuera del alcance de su pensamiento), sobre todo cuando ven películas o documentales donde los muestran tan reales como a los leones, tigres y chimpancés.

Para ellos películas como Jurassic Park o Dinosaurios de Disney pueden ser una prueba de que estos animales existen, a pesar que no los ven en el zoológico. Incluso, se pueden sorprender al ver algunos esqueletos prehistóricos en el Museo de Historia Natural.

Además, hay libros desplegables y documentales que muestran sus migraciones, cómo nacen, comen y se pelean. ¡Vaya confusión para alguien que espera con fervor la llegada de los Reyes Magos!, exclamó Mata Rosas.

Los dinosaurios se convierten en un medio para ejercitar la imaginación, que en realidad es una estimulación al pensamiento simbólico por tratar de entender la realidad.

De acuerdo con el profesor universitario no se trata sólo de dinosaurios, sino también de duendes, hadas, súper héroes, pokemones o cualquier otro ser.

Están en la época para manipular la realidad y la fantasía, lo que puede fascinar a un niño. Ellos pueden representar sus saberes en sus juegos, sus dibujos, sus construcciones y sus actuaciones.

Los intereses definen gustos

Los padres suelen apoyar de forma natural los intereses de sus hijos, así sea el futbol y los dinosaurios en los niños o las princesas y ponys en las niñas, dijo el psicólogo.

En todos los casos los padres apoyan esa capacidad para ejercitar la comprensión y memorización de su hijo, además de los intereses que definen sus gustos, la oportunidad de elegir e identificarse con algo. Así sea ir muchas veces al museo para ver a los dinosaurios. Esto les genera un orgullo y satisfacción de saberse los padres de un niño conocedor de un tema ¡Tan chiquito y sabe más que yo!

Mata Rosas detalló que aunque hay una mayor tendencia de gusto por los dinosaurios en niños que en niñas, se debe considerar que el género femenino cada vez más se interesa no sólo en princesas o animales, sino en otros temas como el fútbol o la mitología, como los unicornios o pegasos.

Finalmente, detalló que los dinosaurios tienen condiciones suficientes para fascinar a niños de muchas generaciones y seguramente seguirán con las nuevas generaciones.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: