Campus Tecnología

Los ingenieros de la UNAM que “nadaron entre tiburones”

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
Ingenia Concretos trabajan con la fotocatálisis, proceso que purifica el aire de contaminantes como el CO2 y los óxidos de nitrógeno nox (NxOy) hasta en un 30 por ciento
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

Con tres desarrollos tecnológicos para construcción sustentable (concreto permeable, polimérico y fotocalítico) dos egresados de la UNAM fueron invitados por reclutadores del programa televisivo Shark Tank, para que convenzan a los tiburones de invertir en su proyecto.

Ingenia Concretos, empresa mexicana fundada por Allan Rodríguez Ortiz y Héctor Martínez, ingenieros civiles de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, desarrolla productos con propiedades permeables, esto es, que dejan pasar el agua para que se reintegre a las reservas del subsuelo y evitar que se contamine al terminar en las alcantarillas

Además, trabajan con la fotocatálisis, proceso que purifica el aire de contaminantes como el CO2 y los óxidos de nitrógeno nox (NxOy) hasta en un 30 por ciento, “en México mueren más de 25 mil personas por complicaciones de enfermedades respiratorias”, destacó Allan Rodríguez.

Con la confianza en su proyecto —en el que trabajan desde 2016— lo presentaron en Shark Tank, allí, los universitarios convencieron a los tiburones de que Ingenia Concretos tiene futuro y que es un modelo de negocio sólido.

Héctor y Allan fueron en busca de un millón y medio de pesos, pero Arturo Elías Ayub les ofreció 10 millones de pesos de préstamo sin intereses por el 25% de la empresa.

Para llegar a este momento, la conformación de un buen equipo ha sido vital. “Se ha trabajado con un grupo cuyo objetivo no es sólo el monetario, sino crear impacto en la población a través de beneficios a la salud y el medio ambiente”, explicó Héctor.

Entre sus planes, además de acercarse a las constructoras, pretenden llegar a casas de materiales con el propósito de que sea accesible y diversificar el producto en celosías, recubrimientos arquitectónicos, pinturas y adoquines para parques y avenidas.

Asimismo, quieren fomentar el emprendimiento entre las nuevas generaciones a través de la solución de una necesidad para crear impacto, tener clientes e incentivos económicos, “aunque éste se tenga que reinvertir en más investigación para seguir innovando. Hay que ser curioso e interesarse para aprender, además de trabajar en cosas que jamás pensaste, la apatía es nuestro enemigo”, aseguró Héctor.

En ese contexto, refirieron que la perseverancia y creer en el proyecto es lo más importante para emprender, “no es fácil, pero como estudiantes hay que creer en la idea y trabajar para lograr que nuestro emprendimiento funcione, siempre con los pies en la tierra, porque quienes cambian al mundo son las herramientas junto a las personas”, finalizó Allan.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: