Campus

PumaMóvil, una app que te dice cómo moverte en la Universidad

Omar Páramo / Francisco Medina
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

Debido a sus 730 hectáreas —que la hacen mucho más grande que el Vaticano—, sus cientos de edificios y decenas de kilómetros de vías asfaltadas y veredas, CU ha sido descrita como “una ciudad fagocitada por otra ciudad” y, por lo mismo, suele ser complicado transitarla sin mapa en mano. A fin de ayudar a quienes a diario deben moverse por este espacio un grupo de especialistas del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) y del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) crearon PumaMóvil, una app gratuita y disponible para cualquier dispositivo con geolocalización que funcione con Android o iOS.

“La pensamos así porque ¿quién hoy día no carga con un celular?”, pregunta Carlos Gershenson, coordinador de este proyecto, para luego detallar que la intención de este software es sugerirle a los usuarios la forma más rápida de trasladarse de un lugar a otro, ya sea a través de Pumabús y BiciPuma, o a pie, y que esta iniciativa es la evolución de un desarrollo presentado dos años antes para que los universitarios compartieran automóvil: PumaRide.

¿A qué se debe el cambio de enfoque? A que aunque al principio sonaba a buena idea tener una app para viajar de “aventón”, tras diversos estudios el Instituto de Geografía determinó que sólo el cinco por ciento de los alumnos de CU llega a ésta en auto y que gran parte de los carros que transitan por el campus son de personas ajenas a la comunidad en busca de atajos, explica el académico. “Ello obligó a hacer modificaciones a fin de dar un servicio mucho más acorde a las necesidades de la mayoría de los universitarios”.

Como los jóvenes suelen usar transporte público para moverse hacia y dentro de Ciudad Universitaria, PumaMóvil tiene una modalidad para saber en tiempo real por dónde avanza cada Pumabús y a qué hora pasará por determinada parada, y también informa sobre cuántas bicipumas hay en los puntos de resguardo. “Ello no sólo sirve para calcular mejor nuestros tiempos, sino para exponernos menos a situaciones de riesgo derivadas de esperar demasiado en un lugar”.

A decir del investigador del IIMAS, diseñar una aplicación como ésta no se trata sólo de tomar los mapas de las rutas de autobús universitario, los circuitos ciclistas o los caminos peatonales, y sobreponerlos, sino de entender sus interacciones. “Basta señalar en tu teléfono un punto de partida y otro de destino para que la app te diga qué vehículo tomar, dónde descender y si conviene más una bici o caminar. Además, instalamos un sistema de código de barras en las bicipumas a fin de saber cuántas entran y salen de cada estación. Antes no se tenía un inventario y los conteos debían hacerlos los trabajadores a través de walkie-talkies. Incluso modernizamos eso”.

Para Gershenson, más allá de tener los algoritmos más sofisticados u ocupar un lugar destacado en los rankings de las app stores de Apple o Google, él para PumaMóvil sólo desea una cosa: “Que los universitarios sepan que esta aplicación es suya, y que la adopten”.

El problema de la movilidad

Se calcula que, anualmente, los habitantes de la Ciudad de México pasan 227 horas atrapados en embotellamientos (es decir, pierden casi 10 días al año en atascos), lo que convierte a esta urbe en la más conflictiva del mundo a nivel vehicular, según el Índice de Tráfico TomToM. Esto ha hecho que el profesor Gershenson no sólo sea un convencido ciclista, sino que entre sus intereses académicos esté el buscar respuestas a los problemas de movilidad desde sus disciplinas: la informática y la inteligencia artificial.

PumaMóvil se inscribe en este tipo de iniciativas y, para que sea eficiente, debe tener una interfaz fácil para todos, explica el experto. Por ello, tanto para aprovechar una experiencia exitosa como para darle un rostro familiar, la aplicación usa la plataforma Waze, que recién lanzó la modalidad Waze Carpool, la cual permitiría, en el corto plazo, llevar adelante la idea que dio origen a Puma Ride: hacer que los universitarios compartan viajes en auto.

“Debemos deshacernos de la mayor cantidad de vehículos circulando por nuestras calles y viajar de aventón beneficiaría todos. Lo que falló en el proyecto pasado fue que no teníamos una masa crítica de conductores de inicio, pero si logramos un número importante de usuarios ahora sí podremos concretar el proyecto”.

En el libro Habitar CU 60 años, la arquitecta Consuelo Farías-van Rosmalen ya advertía que los problemas de tránsito generados por la súbita aparición de consorcios mediáticos, torres habitacionales y plazas comerciales alrededor de Ciudad Universitaria —entre otros factores— tiene un alto impacto en la movilidad dentro del campus debido al número creciente de automovilistas que ven en éste una manera de evadir embotellamientos o de llegar más rápido al trabajo.

Lograr que más gente viaje de “aventón” a las diversas facultades, centros e instalaciones aminoraría escenarios de conflicto, por lo que desde ahora PumaMóvil cuenta con un apartado en el que se lee: ¡Próximamente podrás obtener beneficios al compartir tus viajes! Al respecto el doctor Gershenson sólo añade: “Bien usada, la tecnología es una aliada para enfrentar nuestros problemas al movernos”.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: