Cultura NewsFeed Sociedad

El miedo: historia de una caída

Revista de la Universidad de México/Romeo Tello A
FOMO-miedo-destierro-no-pertenecer-UNAMGlobal

Allá en el fondo está la muerte, pero no tenga miedo.

Julio Cortázar

 

La palabra FOMO, en inglés, designa una preocupación de la vida contemporánea: el miedo a ser excluido de una cierta interacción o dimensión social. Fear Of Missing Out es la frase detrás del acrónimo y, si bien en español no tiene una traducción literal, su sentido es bastante claro: el miedo a padecer una forma de destierro o una forma de desierto. Quien lo experimenta siente que su vida es menos interesante, menos exitosa y atractiva que la de los demás, y la evidencia de esta levedad existencial le es restregada en las pupilas a cada momento por los infatigables posts de Facebook e Instagram de sus amigos y conocidos, en los que éstos siempre aparecen triunfando: amorosa, laboral, geográfica, reproductiva o emocionalmente. Otra variante del FOMO es aún más fantasmal y se traduce en la angustia por tomar decisiones equivocadas con respecto a la forma de pasar el tiempo. El individuo atacado por este agobio teme, a cada paso, haberse perdido de algo mejor, haber invertido mal su tiempo: al haber ido a comer con tal amigo de la infancia que no tiene más de mil seguidores en Twitter, al haber ido a esa exposición donde ni siquiera dejaban tomarse selfies, al haber adulado sistemáticamente y durante meses a ese gerente de mercadotecnia al que, parece, están por despedir.

2

Arachibutyrofobia es el nombre de otro miedo, en este caso, de una fobia: a que se quede pegada crema de cacahuate en el paladar. Como otras fobias que no son la xenofobia, puede desencadenar síntomas físicos como taquicardia, sudoración, palidez o enrojecimiento de la piel, sequedad de la boca, malestar estomacal, dificultad para respirar, dolor de cabeza, dolor o sensación de opresión en el pecho, desorientación, mareo, náuseas.

Consulta el artículo completo aquí.

Deja tu comentario

Comentarios