Ciencia Historia NewsFeed

Encuentran un antiguo cráneo humano, el antepasado de Lucy

Nature
Antigüo-cráneo-antepasado-de-Lucy
Científicos cada vez con más pruebas del proceso evolutivo de la especie humana. Imagen: Nature

Una cara antigua está arrojando nueva luz sobre nuestros primeros antepasados. Los arqueólogos han descubierto un cráneo de homínido de 3.8 millones de años en Woranso-Mille Etiopía, un espécimen raro y notablemente completo que podría cambiar lo que sabemos sobre los orígenes de uno de los antepasados más famosos de la humanidad, Lucy.

El cráneo dicen (llamado cráneo MRD), perteneció a una especie llamada Australopithecus anamensis. Este espécimen proporciona así la primera visión de toda la morfología craneofacial de los primeros miembros conocidos del género Australopithecus.

Generalmente se pensaba que A. anamensis se transformó gradualmente en Australopithecus afarensis (proceso evolutivo conocido como anagénesis), especie a la que pertenece Lucy, lo que implicaría que las dos especies nunca coexistieron.

Pero las características del último hallazgo sugieren que A. anamensis compartió el paisaje prehistórico etíope con la especie de Lucy durante al menos 100,000 años.

Sugiriendo que el árbol evolutivo de los humanos fue más complicado de lo que los científicos habían pensado, pero otros investigadores dicen que la evidencia aún no es concluyente.

A. afarensis vivió en África oriental hace unos 4-3 millones de años. Es importante para la comprensión de la evolución humana porque podría haber sido la especie de simio de la cual el género humano «verdadero», Homo, evolucionó hace unos 2.8 millones de años.

Las características de los dientes y las mandíbulas del fósil sugieren que pertenece a A. anamensis. Esa es una conclusión importante porque, hasta ahora, los investigadores habían encontrado solo unos pocos fragmentos de cráneos de esa especie.

Haile-Selassie y sus colegas dicen que todavía es probable que la especie de Lucy haya evolucionado de A. anamensis. Pero piensan que lo hizo a través de un «evento de especiación»: quizás un pequeño grupo de A. anamensis se aisló genéticamente de la población general y evolucionó a A. afarensis, que finalmente superó a la población más amplia de A. anamensis.

Stephanie Melillo, paleontólogo del Instituto Max Planck, admite que argumentar a favor de un evento de especiación local en lugar de una transformación gradual de toda la población puede parecer descabellado, pero dice que comprender exactamente cómo evolucionaron las especies de homínidos es un primer paso crucial para desentrañar por qué evolucionaron de la manera en que lo hicieron.

Algunos investigadores están listos para considerar la posibilidad de que A. afarensis y A. anamensis coexistan. «Es una afirmación muy interesante«, dice David Strait, un paleoantropólogo de la Universidad de Washington en St Louis, Missouri.

Pero tanto Strait como Ward piensan que la evidencia aún no es concluyente, ya que se basa en gran medida en solo dos fósiles: el cráneo MRD y el fragmento de la frente descubierto en la década de 1980. Strait cree que los futuros hallazgos de fósiles podrían ayudar a reafirmar la idea.

Tim White, un paleoantropólogo de la Universidad de California, Berkeley, cree que con pruebas tan limitadas es demasiado pronto para revisar nuestra comprensión de los orígenes de Lucy. Pero él dice que cada vez es más común que los investigadores argumenten que hubo dos o más especies de homínidos coexistiendo en un punto dado en los últimos millones de años.

Fuente: Nature

Artículo: «A 3.8-million-year-old hominin cranium from Woranso-Mille, Ethiopia«. Nature.

 

Deja tu comentario

Comentarios