Medio Ambiente Sociedad

“La fuerza de la mujer en Sudáfrica, la fuerza de la Mamba”

Instituto de Ecología
Mambas-fuerza-de-la-mujer-en-Sudáfrica-UNAMGlobal
Las Black Mambas fueron fundadas en 2013 y son 14 mujeres. Imagen: Instituto de Ecología
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

La mamba negra es la serpiente más venenosa del África subsahariana. Un mordisco puede matar a una persona en solo unas pocas horas. También es el nombre de la unidad anti-caza furtiva para mujeres que opera en la Reserva Natural Balule de 56,000 acres en el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica.

La elección del nombre representa “la fuerza de las mambas y sus reacciones rápidas”, dijo Valeria van der Westhuizen, gerente de comunicaciones de las Mambas.

Las Black Mambas fueron fundadas en 2013 y son 14 mujeres, en gran parte de la comunidad Phalaborwa que reside cerca del parque. Antes de la formación del grupo, los cazadores furtivos de cuernos de rinoceronte y carne de animales silvestres en la reserva era desenfrenada, muchos de los cazadores provenían de las comunidades locales.

Leitah Mkhabela, la supervisora Mamba, dijo que una razón por la que las comunidades cercanas no participaban en la protección de la reserva era que no sentían que la vida silvestre les pertenecía, ya que la mayoría nunca había tenido la oportunidad de ver a los animales.

Además de educar a las comunidades locales, las Black Mambas vigilan e inspeccionan 126 km de la frontera del parque todos los días, buscando trampas, verificando el funcionamiento la cerca eléctrica de la frontera y revisan autos sospechosos de participar en la caza furtiva. Su trabajo ha reducido la caza furtiva en la reserva en un 75%.

Si bien las recompensas de proteger a los animales salvajes no tienen igual, Mkhabela dice que el trabajo no es para todos. Con salarios mínimos, de aproximadamente $224 dólares por mes, condiciones de vida difíciles y los peligros de los cazadores furtivos siempre presentes (pues ellas patrullan desarmadas), se necesita agallas para ser cuidador de la reserva.

“No podemos dejar que ganen los cazadores furtivos”, dijo Mkhabela.

Fuente: Instituto de Ecología, UNAM

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: