fbpx
Salud

A un año de la epidemia de ébola en el Congo

Magali Espinosa/Radio UNAM
brote-aniversario-ébola-decesos-OMS-UNAMGlobal
El gobierno de la República Democrática del Congo confió que en tres o cuatro meses el brote de ébola será erradicado

El actual brote de ébola cumplió un año el pasado 1 de agosto con una cifra de mil 866 decesos. Actualmente, existen dos mil 781 casos, de los cuales dos mil 687 están confirmados y 97 son probables.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia de salud pública internacional. Por su parte, Jean-Jacques Muyembé, encargado de coordinar la respuesta contra la epidemia en la República Democrática del Congo, reconoció que el problema debe ser paliado desde las comunidades, enfoque que ya se trabaja con la OMS para la introducción de un segundo tipo de vacuna contra la epidemia.

Asimismo, el gobierno de la República Democrática del Congo confió que en tres o cuatro meses el brote de ébola será erradicado.

En este contexto, el doctor Samuel Ponce de León Rosales, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud de la UNAM, reflexionó sobre cómo se ha manejado la epidemia y cuál ha sido su desarrollo en el espacio informativo Primer Movimiento de Radio UNAM.

Declaró que la situación en el continente africano es “extraordinariamente compleja” debido a factores como las deficiencias sociales, problemas de infraestructura en salud y las altas capacidades de transmisión con las que cuenta el ébola.

“Lo que ocurre es que el virus ocurre naturalmente en el ambiente y hay diversos animales que pueden transportarlo: murciélagos que infectan a algunos simios, algún otro tipo de animales, y cuando entran en contacto con el hombre, a través de la cacería, a través de comer la carne de los animales infectados, a través de heridas, se infectan las personas y desde luego no saben qué es lo que tienen”.

Con respecto a la segunda vacuna, el profesor de la Facultad de Medicina de la Máxima Casa de Estudios mencionó que es parte de las soluciones, pero también debe tenerse en cuenta una distribución efectiva en las zonas afectadas.

“El riesgo de transmisión más allá de las fronteras de la República Democrática del Congo es real. Los países vecinos se han tratado de organizar, pero la zona tiene muchas limitaciones de infraestructura y sociales que hacen énfasis en el llamado de la Organización Mundial de la Salud para una alerta internacional”, finalizó Ponce de León

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: