Salud Sociedad

¿La soledad disminuye la calidad de vida?

Universidad Iberoamericana
Soledad-disminuye-calidad-de-vida-UNAMGlobal
La soledad tiene efectos negativos en la salud. Imagen: weheartit.com

Varios estudios han confirmado que la soledad tiene efectos en la salud, tanto física como mental, de las personas. Asimismo, aseguraron que la prevalencia de la soledad llega a sus niveles más altos en adolescentes y adultos jóvenes, y luego vuelve a alcanzarlos durante la vejez.

Sin embargo, este factor puede llegar a ser tan dañino como la obesidad e incrementar el riesgo de mortalidad prematura. Estar conectados con otros socialmente es considerado una necesidad humana fundamental, es decir, crucial para el bienestar y la supervivencia.

Una investigación realizada por Julianne Holt-Lunstad y Timothy B. Smith, investigadores de la Universidad Brigham Young en Utah, Estados Unidos, reveló que la soledad y el aislamiento social aumentan el riesgo de muerte prematura en un 50%.

La Dra. Ana Lilia Villafuerte, académica del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, explicó que la soledad es un factor de riesgo, pues si una persona vive y se percibe sola es más fácil que su calidad de vida disminuya considerablemente.

«Cuando vivimos aislados, en soledad o no estoy integrado socialmente, la calidad de vida se deteriora y las enfermedades atacan. El proceso degenerativo se incrementa si no tengo vínculos sociales. La soledad es un tema de salud pública que abona a la depresión y a los trastornos de ansiedad, así como a intentos suicidas«.

La psicóloga clínica añadió que el contacto y el vínculo con el otro es necesario pues cuando una persona está sola, no tiene con quien compartir algo y no recibe retroalimentación, empieza a vivir mucha ansiedad y a llenar ese vacío con alimentos, alcohol o sustancias nocivas, con los que busca huir de la sensación de soledad.

Una proyecto de investigación (Harvard Study of Adult Developmen) ha seguido desde 1938 y examinado de cerca la vida de más de 700 hombres, y en algunos casos de sus parejas, reveló que las personas que tenían vínculos más estrechos estaban protegidas contra enfermedades crónicas y mentales, así como de la pérdida de la memoria, pese a que las relaciones tuvieran altibajos.

El proyecto reveló algunos factores sorprendentes, y otros no tanto, que determinan si es probable que las personas se harán viejos de manera feliz y saludable, o si caerán en la soledad, enfermedad o debilitamiento mental.

El Dr. Robert Waldinger, actual director del estudio, aseguró que esta investigación que inició en Boston hace más de 80 años ha demostrado que la gente a la que le va mejor es aquella que se apoya en las relaciones con su familia, amigos, así como en la comunidad.

Los investigadores en Psicología en la Universidad Brigham Young, Julianne Holt-Lunstad y Timothy B. Smith, explicaron que el aislamiento social denota pocas conexiones o interacciones sociales. Por su parte, la soledad implica una percepción subjetiva del aislamiento, así la discrepancia entre el nivel de interacción social deseado y el real. Es decir, que las personas pueden aislarse socialmente y no sentirse solas. Asimismo, hay quienes pueden sentirse solas aun cuando estén rodeadas de mucha gente, en especial si sus relaciones no son satisfactorias a nivel emocional.

«Son llamadas de atención que hay que tener en cuenta cuando está causando problemas en mi trabajo porque me estoy aislando, porque no me integro e impacta en mi productividad; o cuando a nivel familiar reportan aislamiento o he cambiado mis hábitos alimenticios de un integrante. A nivel social, cuando solía tener amistades y disfrutar actividades, pero ya no lo estoy haciendo. Es importante estar al pendiente«, explicó Villafuerte.

Las grandes urbes como la Ciudad de México son factores de riesgo para padecer soledad debido a las condiciones sociales, de inseguridad y ambientales que podrían causar aislamiento.

Sin embargo, agregó que las redes sociales son un factor de riesgo, porque están diseñadas para no hacer nada en cuanto a integración social. Lo preocupante es que el mundo se ha vuelto intangible, todo se puede hacer en Internet y no necesitas salir de casa.

«Las redes sociales han provocado problemas en la salud mental de las personas porque establecen parámetros de lo que es éxito, de cómo debes lucir y lo que debes tener a cierta edad. Esto puede incomodidad con la percepción del cuerpo, así como anhelar un estilo de vida. La gente que no sabe manejarlo vive frustrada y aumenta su ansiedad«, explicó la académica.

Fuente: IBERO

Deja tu comentario

Comentarios

Hablamos de: