Academia Campus Cultura

“¿Quieres ser cantante? ¡Arriésgate!”

Farrah de la Cruz/Daniel Francisco/Diana Rojas
Luis Beltrán, estudiante de la Facultad de Música de la UNAM y del Conservatorio Nacional nunca le hizo caso a esos maestros que le dijeron que no servía para el canto.
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

Cuando Luis Beltrán regresó a Querétaro después de fallar en sus intentos por entrar al Conservatorio Nacional de Músic su maestro de coro le dijo: “ya te diste cuenta de que no sirves. Deberías de dar clases. En eso sí eres bueno”. Vino la resignación. Con el coro de Querétaro viajó a Cuba, China y Letonia. “Ver a la gente cantar tan feliz era envidiable. Yo cantaba con temor. Yo cantaba con miedo. Cantaba con tristeza”.

Se preparó un año para entrar a la Facultad de Música de la UNAM. Escogió el piano. Lo que se supone hay que tocar en cuatro años lo sacó en seis meses y afortunadamente se quedó en la Facultad, en educación musical con piano. Seguía en su cabeza el Conservatorio Nacional de Música.

Entró al Taller de Teatro de la Facultad con el maestro Bruno Ruiz. “El arte sirve para salvar, no para frustrar”, le dijo. “¿Quieres ser cantante? ¡Arriésgate, pero hazlo! Y después de varios intentos por fin se quedó en el Conservatorio Nacional de Música.

Luis tiene 22 años, estudia en la Facultad de Música la licenciatura en educación musical con piano y también la licenciatura en canto en el Conservatorio Nacional.

El camino a Rusia

Un amigo lo invitó a formar parte de la Coral Ensamble México, del maestro Aldo Guerrero y la maestra Tania Canseco, “fue como una luz en el camino”. Después de entrar con ellos a su proyecto vino la gira internacional. Van al concurso, a cantar a Estonia y San Petersburgo. Medio año de preparación. Fueron un grupo de 19 coralistas, con pianista y directores. “Tuve la oportunidad de cantar ciertas partes de solista. Nos dieron la oportunidad de convivir con gente de Estonia. Nos dieron una beca por parte del festival, les gustó mucho nuestro trabajo. Cuando fue la ceremonia de premiación nos avisaron que nos darían un premio especial, que es el premio a la mejor representación cultural”. Después se fueron a San Petersburgo y cuando se presentaron la gente no dejaba de aplaudir.

El canto coral le ayuda a comprender a la gente y su entorno, “aprender a escuchar al de al lado”. Para Luis, “la carrera del arte, la música, es muy emocional. Tienes que luchar contigo mismo”.

Cantó como solista, acompañado de la Orquesta de la Facultad de Música de la UNAM. Durante cuatro años intentó entrar al conservatorio. En su camino ha tenido experiencias amargas, a los ocho años, en el reality show de una televisora, el director le dijo: ¡no sirve! Quedó en cuarto lugar. En Querétaro, en el coro al que había entrado, su maestro le dijo lo mismo.

El FONCA becó al coro de Querétaro del que formaba parte, y el coro lo becó con clases de violín durante un año y aunque le dicen que tiene talento él sabe que no es eso lo que quiere. Sigue el consejo que le dan de irse de Querétaro, en el primer examen a La Facultad de Música, la Ollin Yoliztli y el Conservatorio Nacional de Música lo rechazaron. Lloró y empezó a dudar si servía para la música. Pero nunca dejó de intentarlo, hoy sabe que cantar lo hace feliz.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: