Campus Ciencia NewsFeed Salud

Altas temperaturas provocan la muerte

Michel Olguín Lacunza / Diana Rojas García
El organismo tiene la capacidad de autorefrigerarse a través del sudor, pero cuando el individuo se deshidrata pierde la capacidad de regular su temperatura a niveles idóneos que oscilan entre 36.5 a 37.2 grados centígrados
Comparte con tus amigos
  • 351
    Shares

¿Sabes qué le pasa a tu cuerpo cuando vive una onda de calor? A partir de  una temperatura de los 39.5 a 40 grados centígrados, el organismo sufre una serie de fallas orgánicas. Lo primero es padecer una confusión mental, explica Ramón Lozano Calderón, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM.

Si se padece confusión mental sobreviene un comportamiento agresivo, alucinaciones, y en casos extremos, fallo orgánico múltiple que puede causar la muerte, añade el coordinador del área de Biomédicas de la Licenciatura en Medicina.

Esto sucede porque el hipotálamo (ubicado en el cerebro, encargado de mantener la temperatura corporal y organizar las conductas de alimentación, ingesta de líquidos, apareamiento y agresión), no tiene un mecanismo compensatorio para disminuir la temperatura y se ve alterado.

Lozano Calderón acota que el organismo tiene la capacidad de autorefrigerarse a través del sudor, pero cuando el individuo se deshidrata pierde la capacidad de regular su temperatura a niveles idóneos que oscilan entre 36.5 a 37.2 grados centígrados.

Después, el sistema cardiovascular es afectado. Con la deshidratación el organismo humano disminuye su volumen sanguíneo, y por tanto, su función se retarda, hay constricciones cardiacas y comienza la taquicardia.

Estos síntomas pueden padecerlos diferentes tipos de personas. Desde deportistas de alto rendimiento, hasta personas que trabajan en el campo o inmigrantes que cruzan el desierto hacia los Estados Unidos.

También en las grandes aglomeraciones humanas —como el transporte público—, lugares cerrados y espacios de trabajo donde las altas temperaturas ocurren durante largos periodos, el calor extremo afecta la salud de las personas.

El académico expresa que existen tres condiciones para que ocurra un golpe de calor: la temperatura elevada del ambiente (más de 39.5 grados), alta humedad y falta de ventilación.

“Si agregamos a la deshidratación una salud comprometida, acompañada de diarrea, vómito, consumo de alcohol, o ingesta de algún medicamento, la situación puede tornarse tan peligrosa que podría llegar a la muerte”, refiere Lozano Calderón.

El panorama 

A nivel mundial, se calcula que al año se dan más de 55 mil muertes por golpe de calor. Por ejemplo, en Pakistán o la India se han reportado de tres mil 500 a cuatro mil 500 defunciones por esta causa. En México, no existen registros de este tipo de muerte.

En condiciones normales, los humanos son capaces de soportar una temperatura de hasta 39 grados. En la mayoría de las personas, la insolación, el golpe de calor y los problemas más serios suceden al rebasar esta temperatura.

Por las altas temperaturas las personas pueden perder líquidos, ya sea por la sudoración o la orina. “La transpiración nos hace tener pérdida de líquidos y baja presión arterial, además, nos hace sentir débiles”.

Aquellos quienes viven en zonas geográficas con temperaturas elevadas están propensos a este tipo de situaciones. “Deben protegerse en la sombra, usar ropa ligera con manga larga, sombrero y bloqueador solar, tomar líquidos constantemente, e incluso, evitar actividades al aire libre entre las 11 de la mañana y cuatro de la tarde”, expresó Lozano Calderón.

 

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: