Campus Internacional

China-EU, una guerra comercial en la que perdemos todos

Michel Alejandra Olguín Lacunza
Las grandes empresas norteamericanas (sector eléctrico o la industria automotriz) que se alimentan de varios suministros provenientes de China, y aquellas corporaciones de alta tecnología se verán seriamente afectadas

Actualmente, Estados Unidos y China viven una disputa comercial. En los primeros días de mayo, Donald Trump decidió aumentar los aranceles a los productos chinos, que es casi la mitad de todo el comercio del país oriental, y “esto afecta a cerca de 300 mil millones de dólares”, apuntó Dámaso Morales Ramírez, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

¿Por qué Donald Trump hizo esto? De acuerdo con el entrevistado, podría tratarse de una política interna. “Hacer grande de nuevo a América fortalece su discurso de campaña y la propia reelección”.

¿Pero cuáles son las consecuencias reales de todo esto? Primero, el consumidor norteamericano pagará varios productos de consumo cotidiano a precios que pueden ser hasta cuatro y cinco veces mayores.

Después, las grandes empresas norteamericanas (sector eléctrico o la industria automotriz) que se alimentan de varios suministros provenientes de China, y aquellas corporaciones de alta tecnología se verán seriamente afectadas.

La respuesta del gobierno chino fue aplicar aranceles equivalentes a 60 mil millones de dólares que afectarán a Estados Unidos. La gran apuesta de China es aguantar hasta donde sea posible y esperar a las próximas elecciones. “En una de esas ganan los demócratas y los chinos esperarían a volver a los términos de negociación abierta”.

Morales Ramírez  dijo que Donald Trump se equivocó porque no calculó cómo opera la política internacional. “China tiene un impacto muy fuerte en la economía norteamericana y viceversa. Esto también habla de una posible recesión mundial”.

Trump buscaba imponer aranceles aduaneros para una política netamente doméstica, pero “le puede salir muy mal el juego y más si sumamos en la tormenta política que ahora está en el Congreso por el posible impeachment que pudieran hacer”.

Abundó que “pareciera que inició una guerra de ver qué parte aguanta más, y a partir de que los aranceles se hagan efectivos, podríamos entrar en un escenario bastante oscuro, incluso, en una recesión mundial”.

 

Deja tu comentario

Comentarios