Cultura Medio Ambiente Sociedad

Victoria de tribu amazónica, «el agua es un tesoro que vale más que el oro»

BBC
Waorani-tribu-amazónica-UNAMGlobal
Los waorani festejaron la decisión que confirma su derecho a ser debidamente consultados sobre el uso de sus tierras. Imagen: BBC

Con los rostros pintados, ataviados con los trajes tradicionales de su cultura y portando lanzas y hachas ceremoniales, miembros de la etnia indígena Waorani desfilaron el mes pasado ante la sede del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables de Ecuador.

Según la organización Amazon Frontlines, los Waorani son una etnia que reúne cerca de 2000 integrantes que se ubican en los municipios de Orellana, Napo y Pastaza, en este último pretendían adelantar el proyecto de explotación de hidrocarburos. Dice la ONG ambientalista que esta comunidad fue contactada por primera vez en 1958 por un grupo de misioneros estadounidenses y que hasta entonces habían sido mayoritariamente nómadas.

Amazon Frontlines dice que los negocios de extracción han dificultado el acceso al agua y disminuido el territorio de esta población. Hoy mientras algunos Waorani se sirven de los instrumentos occidentales para reivindicar sus derechos, otros se siguen adentrando en la selva, fieles a su tradición itinerante.

Para los Waorani, la suya es una lucha a la vanguardia en la defensa de los territorios indígenas, debido a que servirá para proteger unas 200.000 hectáreas de selva tropical de la extracción petrolera.

«La selva no se vende» y «el agua es un tesoro que vale más que el oro» eran algunas de las consignas que llevaban escritas en sus pancartas durante una protesta reivindicativa con la que buscaban ejercer presión para que no les fuera arrebatada la inesperada victoria judicial que obtuvieron hace menos de un mes ante el poderoso gobierno ecuatoriano.

La etnia alegaba que una consulta realizada en 2012 en esa región estuvo «viciada», que fue «mañosa», y que no garantizó el principio de información y libertad de la consulta porque fue un «engaño a comunidades para justificar la licitación petrolera en el territorio».

El pasado 26 de abril, un tribunal de tres miembros en Puyo dictaminó que el Ejecutivo no podía ofrecer en subasta para la exploración de hidrocarburos parte de la tierra ancestral de la etnia, sin contar con el consentimiento previo de sus miembros.

La decisión judicial les devolvía, por lo pronto, el control sobre sus tierras y abría las puertas para favorecer a otros grupos indígenas en situación similar.

«Hemos enseñado al gobierno a respetarnos a nosotros y a otros pueblos indígenas del mundo, que somos los guardianes de la selva y nunca vamos a vender nuestro territorio«, dijo Nemonte Nenquimo, una líder de los waorani, al día siguiente de conocerse la decisión en declaraciones a The New Yorker.

Y ahora, ya cuentan con el apoyo de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, así como de otras etnias que supuestamente han sido también afectadas por las fallas en el mecanismo de la consulta previa, incluyendo a las etnias shuar, achuar, zápara y quichua.

Así, de ser ratificada durante la apelación, la sentencia que favorece a los waorani podría convertirse en una decisión de mucho mayor impacto.

Fuente: BBC, France24

Deja tu comentario

Comentarios

Hablamos de: