Humanidades NewsFeed política Sociedad

Factores clave que determinan el éxito a futuro de los niños que viven en pobreza

Universidad de Harvard
Sampson-éxito-a-futuro-UNAMGlobal
Robert Sampson, profesor de ciencias sociales, uno de los investigadores que estudian el vínculo entre la pobreza y la movilidad social. Imagen: Universidad de Harvard
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

Los científicos sociales han comprendido durante mucho tiempo que el entorno de un niño, en particular cuando crece en la pobreza, puede tener efectos duraderos en su éxito en el futuro. Lo que no se comprende aún, es exactamente cómo.

Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard está comenzando a abrir esa caja negra.

El estudio, apunta a un puñado de indicadores clave, incluida la a niveles altos de plomo, violencia y encarcelamiento, estos son factores predictivos clave del éxito posterior de los niños.

El estudio fue publicado en durante el mes de abril en la revista PNAS.

“Lo que este documento está tratando de hacer, en cierto sentido, es ir más allá de los indicadores tradicionales que usa la gente, como lo es la pobreza”, dijo Robert Sampson, profesor de Ciencias Sociales en la Universidad de Hardvard. “Durante décadas, las personas han demostrado que la pobreza es importante … pero no nos dice necesariamente cuáles son los mecanismos y cómo el hecho de crecer en vecindarios pobres afecta el desarrollo de los niños“.

Para explorar vías potenciales, Sampson y Manduca, estudiante doctoral en Sociología y Política Social, recurrieron a los registros de impuestos sobre la renta de los padres y aproximadamente 230,000 niños que vivían en Chicago en los años 80 y 90, compilados por el proyecto Opportunity Atlas de Harvard.

Integraron estos registros con los datos de las encuestas recopiladas por el Project on Human Development en los vecindarios de Chicago que mide datos de violencia y encarcelamiento, los indicadores del censo y los niveles de plomo en la sangre en los vecindarios de la ciudad en la década de 1990.

Estos datos arrojaron resultados de que cuanto mayor era el grado en que los niños varones negros pobres estaban expuestos a ambientes hostiles, mayores eran sus posibilidades de ser encarcelados en la edad adulta y menores sus ingresos de adultos, a sus 30 años.

Un patrón de ingresos similar también surgió para los blancos.

Entre las niñas negras y blancas, los datos mostraron que una mayor exposición a ambientes hostiles predijo tasas más altas de embarazo adolescente.

A pesar de la similitud de los resultados a lo largo de las líneas raciales, la segregación de Chicago significa que muchos más niños negros fueron expuestos a ambientes hostiles, en términos de toxicidad, violencia y encarcelamiento, factores que son perjudiciales para su salud mental y física.

Se trata realmente de tratar de entender algunos de los hallazgos anteriores, la experiencia vivida de crecer en un entorno pobre y racialmente segregado, y cómo eso se introduce en la mente y el cuerpo de los niños“.

Este estudio tiene [varias] implicaciones políticas“, dijo Sampson. “Porque cuando se habla de los efectos de la pobreza, suele conducirnos a un tipo particular de pensamiento, que tiene que ver con las oportunidades bloqueadas y la falta de recursos en un vecindario“.

Eso no significa que los recursos no sean importantes“, continuó, “pero lo que este estudio sugiere es que la política ambiental y la reforma de la justicia penal se pueden considerar como políticas de movilidad social. Creo que eso es provocativo, porque es diferente a decir que solo se trata de la pobreza en sí misma y de la educación infantil y la inversión en capital humano, que ha sido a donde tradicionalmente se dirige la conversación“.

El estudio sugirió que algunos factores, como la cohesión de la comunidad, los lazos sociales y las redes de amistad, podrían actuar como baluartes en entornos hostiles.

Muchos investigadores, incluido el propio Sampson, han demostrado que la cohesión comunitaria y las organizaciones locales pueden ayudar a reducir la violencia. Pero Sampson dijo que su capacidad para hacerlo es limitada.

Una de las maneras positivas de interpretar esto es que la violencia está cayendo en la sociedad“, dijo. “La investigación ha demostrado que las organizaciones comunitarias son responsables de una buena parte del problema. Pero cuando se trata de lo que está afectando a los niños directamente, es el homicidio que ocurre en la esquina, es el liderazgo en su entorno, es la encarcelación de sus padres, aquello que tiene una influencia más inmediata y directa“.

En última instancia, Sampson dijo que espera que el estudio pueda revelar las innumerables formas en que la pobreza da forma no solo a los recursos disponibles para los niños, sino también al mundo en el que se encuentran creciendo.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: