Campus Ciencia

Universitaria necesita fondos para su pasantía en Tel Aviv

Magali Espinosa / Roberto Torres / Diana Rojas
El estudio de conducta en plantas es un tema que no se investiga en el país, por lo que tuvo que recurrir a universidades de Alemania, Inglaterra, Australia e Israel para encontrar una institución que le ayudara con su investigación

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen 27.5 millones de hectáreas de tierra arable; sin embargo, el rendimiento del suelo evita que se produzcan alimentos que satisfagan la demanda del crecimiento de la población.

En este contexto, Agueda de la Vega Díaz, alumna de la Facultad de Psicología de la UNAM, realiza una investigación interdisciplinaria sobre el comportamiento de las plantas y sus procesos adaptativos. Asimismo, hará una estancia en el Laboratorio de Física en Conducta de Plantas de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, para profundizar su estudio.

“Actualmente, desarrollo investigación básica en conducta y asociación de estímulos en plantas como parte de mi trabajo de tesis en el Laboratorio de Adaptación Animal dirigido por el doctor Gustavo Bachá Méndez, esto en colaboración con el Laboratorio de Alelopatía a cargo de la doctora Rocío Cruz Ortega, del Instituto de Ecología de la UNAM, donde realizo experimentos sobre la respuesta de la planta mimosa pudica a estímulos ambientales”.

De la Vega señala que el estudio de conducta en plantas es un tema que no se investiga en el país, por lo que tuvo que recurrir a universidades de Alemania, Inglaterra, Australia e Israel para encontrar una institución que le ayudara con su investigación.

“Israel tiene un importante desarrollo en ciencia de plantas y tecnología, por ello, dada mi línea de investigación contacté a la doctora Yasmine Meroz, directora del Laboratorio de Física en Conducta de Plantas de la Facultad de Ciencias de la Vida en la Universidad de Tel Aviv. En su laboratorio se estudia el comportamiento de las plantas producto de estímulos ambientales desde una perspectiva física, con esto, crea modelos matemáticos que serán perfilados en Python e impresos en 3D como una forma de predecir y conocer la forma en que estos organismos se adaptan a la vida”.

Esta investigación es relevante, pues a partir de ella se podrían tratar problemas en el sector agrícola como el caso de las plagas en cultivos. “Podremos entender, preparar y hacer diseños experimentales para que las plantas respondan mejor o anticipen daños”, acota la alumna universitaria.

Agueda de la Vega requiere de fondos para realizar con éxito su pasantía de tres meses en la Universidad de Tel Aviv, por lo cual, ha publicado una Donadora para conseguir los recursos para su investigación.

Finalmente, De la Vega invita a los estudiantes de la Máxima Casa de Estudios a no temer y trabajar en las diferentes disciplinas y áreas de conocimiento que ofrece la UNAM. “Si juntamos áreas de investigación, podemos tener un conocimiento más amplio para atacar problemas socialmente relevantes que como sociedad, como país, como humanidad nos competen”.

Deja tu comentario

Comentarios