fbpx
Campus Sociedad

Adicción al trabajo no es sinónimo de productividad

Magali Espinosa / Damián Mendoza
Villavicencio-Ayub señaló que la adicción al trabajo es un comportamiento compulsivo, una necesidad incontrolable de realizar algún tipo de actividad laboral

Afectaciones a la salud como problemas gastrointestinales, alteraciones del sueño, migrañas y problemas conductuales, son algunos de los efectos secundarios que resultan de la adicción al trabajo, aseguró la doctora Erika Villavicencio-Ayub, coordinadora de Psicología Organizacional de la Facultad de Psicología de la UNAM.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país miembro en el que se trabajan más horas. Con una cifra de dos mil 255 horas al año, un mexicano trabaja más que un ciudadano japonés, cuya jornada es de mil 710 horas durante el mismo periodo de tiempo.

Villavicencio-Ayub señaló que la adicción al trabajo es un comportamiento compulsivo, una necesidad incontrolable de realizar algún tipo de actividad laboral. Condición que tiene como consecuencia un incremento en los niveles de ansiedad, sentimiento de culpa y afectaciones a la salud, así como repercusiones en las relaciones personales y desempeño laboral del individuo.

“La adicción al trabajo desafortunadamente en México como en otros países de América Latina, es una adicción que se premia”, resaltó la académica universitaria.

Sin embargo, las largas horas de trabajo no se traducen en un mejor desempeño y explicó que para conseguir una productividad buena se necesitan de 45 a 55 horas. Asimismo, subrayó que debe separarse el comportamiento adictivo del compromiso con las organizaciones, pues a largo plazo lo que se desea es que el trabajador se quede en una empresa convencido de que ese es su lugar.

“Considero que hay muchos paradigmas erróneos que todavía permean en la actualidad, sobre todo la responsabilidad o el falso compromiso que un trabajador demuestra cuando tiene exceso de trabajo. Cuando se dedica de esta manera compulsiva a realizar actividades hasta altas horas de la noche, anteponiendo su salud”.

Villavicencio-Ayub concluyó que el país se encuentra en el momento justo para identificar que las organizaciones necesitan empleados felices y satisfechos, lo cual llevará a una mayor productividad, desempeño y compromiso laboral.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: