NewsFeed

Feminicidios, el conteo que no cesa

Daniel Francisco/Damián Mendoza
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

 

Xalapa, Veracruz.- Las ferias del libro no sólo son espacios de reflexión e intercambio de ideas. Hay ocasiones en que la realidad colisiona contra nosotros y una presentación de un libro se convierte en el relato de nuestros miedos. Ricardo Vigueras, profesor de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, contó que una de sus alumnas de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, de 18 años, fue degollada por su ex novio: “Uno de mis estudiantes cuenta que ella dijo: si me matan, que yo sea la última. A las 48 horas de este suceso otra chica fue asesinada. Parece ser que asesinar a una mujer es muy fácil porque no deja de haber asesinatos machistas”.

Durante la presentación del libro “Desierto en escarlata, Cuentos criminales en Ciudad Juárez” (Nitro Press) afirmó que no podemos permitir que historias como la de su estudiante Dana Lizeth Lozano queden impunes. “En el caso de mi alumna el asesino fue encarcelado en cuestión de 48 horas, hubo una agitación social muy grande que exigió a todas las fuerzas de gobierno aplicarse con el caso. En otras circunstancias no es así. No hay vidas que valgan más que otras. Toda vida humana debería ser sagrada, con la estudiante hubo una movilización social, producida por el entorno profesional en el que ella se desenvolvía. Su crimen no quedó impune, aunque eso no nos hace felices, no sólo porque ella no va a regresar, sino porque el asesino era también un muchacho de 18 años, que es otra vida destruida ya”.

 

El libro se presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro Universitario de la Universidad Veracruzana. Vigueras indicó que las problemáticas en Ciudad Juárez son las mismas que padecemos en todo el país: la zozobra, la violencia, la impunidad, los feminicidios, un conteo que no cesa.

En el libro participaron 23 escritores mexicanos y un colombiano. El título es un homenaje a Arthur Conan Doyle, quien decía que la historia humana es la historia del crimen y que existe una forma de leer a las sociedades, a los países que es a través del crimen, cómo se desarrolla y se va anquilosando en las distintas sociedades.

Agregó que el libro intenta ser una denuncia del asesinato, la denuncia de todos los delitos de sangre, no se trata de ninguna apología del crimen, no se mitifica ni al delincuente ni al narcotraficante, no se justifica el asesinato desde ningún punto de vista.

Las heridas de México, acotó, no llegan a cicatrizar nunca, porque apenas se cierra una herida y ya se abre otra. En la presentación de libro estuvieron presentes Elpidia García y César Silva, con la moderación de Mitsol Robles.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: