Ciencia NewsFeed Salud

Vacuna contra el cáncer se muestra promisoria en un ensayo en pacientes con linfoma

Mount Sinai
Una vacuna experimental contra el cáncer se mostró prometedora en un pequeño ensayo clínico, según un estudio en Nature Medicine. Imagen: CNBC

Investigadores en Mount Sinai, en Estados Unidos, desarrollaron un enfoque novedoso para la inmunoterapia del cáncer, inyectando estimulantes directamente en un tumor para enseñar al sistema inmunológico a destruirlo y otras células tumorales en el cuerpo.

La vacuna se usa en personas que ya tienen cáncer. No es preventivo como la vacuna contra la gripe.

Se refieren a ella como una vacuna ‘in situ’ porque hace que el sistema inmunológico de una persona combata la enfermedad, aunque no es preventivo como la vacuna contra la gripe. En este caso, el tratamiento enseña al cuerpo a reconocer tumores y atacarlos.

Los investigadores del Hospital Mount Sinai probaron el tratamiento en 11 pacientes con linfoma, dijeron que algunos pacientes en el ensayo humano inicial entraron en remisión completa durante meses o incluso años.

Sus resultados, publicados en la revista Nature Medicine, fueron lo suficientemente exitosos como para justificar otro ensayo clínico en marzo en pacientes con linfoma, así como en cáncer de cabeza y cuello.

El tratamiento “tiene amplias implicaciones para múltiples tipos de cáncer“, dijo el autor principal, el Dr. Joshua Brody, director del programa de inmunoterapia para el linfoma.

El tratamiento consiste en administrar directamente (inyectar) dentro del tumor, un estimulante para reclutar células inmunitarias. El primero recluta importantes células inmunes, llamadas dendríticas, que actúan como generales del ejército inmunológico. El segundo activa esas células, que luego ordenan a las células T, soldados del sistema inmunológico, que maten a las cancerosas evitando atacar a las sanas, como los generales que instruyen a los soldados sobre cómo luchar.

Este ejército inmune aprende a reconocer las características de las células tumorales para que puedan buscarlas y destruirlas en todo el cuerpo, convirtiendo el tumor en una fábrica de vacunas contra el cáncer.

Aunque fue prometedor, el efecto se observó en solo tres personas y será necesario realizar pruebas en ensayos más grandes antes de que se presente ante la Administración de Alimentos y Medicamentos para su revisión.

Los investigadores han intentado durante décadas pero no han podido crear vacunas contra el cáncer. Las nuevas investigaciones sobre inmunoterapia, o la capacitación del sistema inmunitario de una persona para combatir las enfermedades, han revitalizado sus esfuerzos.

Fuente: CNBC

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: