fbpx
Historia NewsFeed

Una nueva especie de homínidos ha sido encontrada en una cueva filipina, sugieren los fósiles

Science News
Los fósiles desenterrados en esta cueva en Filipinas son de una especie Homo desconocida que vivió hace al menos 50,000 años. Imagen: Science News

Un nuevo miembro del género humano fue encontrado en una cueva en las Filipinas, informan investigadores.

Los fósiles con características distintivas indican que las especies de homínidos habitaban la isla ahora conocida como Luzón hace al menos 50,000 años, según un estudio realizado en la edición de abril de la revista Nature.

La especie, que los científicos han denominado Homo luzonensis, vivió al mismo tiempo que los polémicos homínidos de tamaño medio llamados Homo floresiensis y apodados ‘hobbits’ que vagaban por una isla indonesia al sur llamada Flores.

Si se toma la combinación completa de características para H. luzonensis, ninguna otra especie de Homo es similar“, dice el coautor y paleoantropólogo Florent Détroit del Museo Nacional Francés de Historia Natural en París.

Si el hallazgo se sostiene a un mayor escrutinio científico, se agregaría a la reciente evidencia de fósiles y ADN que indica que varios linajes Homo ya ocupaban las islas de Asia oriental y el sudeste asiático cuando los Homo sapiens alcanzaran lo que ahora es el sur de China entre 80,000 y 120,000 años. El resultado: una imagen cada vez más complicada de la evolución de los homínidos en Asia.

Las excavaciones en 2007, 2011 y 2015 en la Cueva Callao de Luzón produjeron una docena de fósiles de H. luzonensis al principio: siete dientes aislados (cinco del mismo individuo), dos huesos de dedos, dos huesos de los dedos de los pies y un hueso de la parte superior de la pierna a la cual le faltan sus extremos.

Los huesos de los dedos y los pies del hombre de Luzón son curvos, lo que sugiere que trepar era una parte importante del repertorio de comportamientos de esta especie, como también era el caso de muchos de los primeros homininos pero de ninguno de los que eran sus coetáneos. Florent Détroit, coautor del estudio cree que el hecho de habitar en una isla pudo haber provocado la reaparición de estas características primitivas.

Fósiles descubiertos en la cueva del Callao y atribuidos a Homo luzonensis. Imagen: Museo Nacional de Historia Natural

El análisis de la descomposición radiactiva del uranio en un diente sugiere una edad mínima de 50,000 años. Sobre la base de esos fósiles, un hueso de pie de homínido encontrado en 2007 en el mismo sedimento de cueva también fue identificado como H. luzonensis. Se remonta a al menos 67.000 años.

Los fósiles revelan una mezcla de rasgos modernos y primitivos. H. luzonensis tenía molares que eran especialmente pequeños, incluso más pequeños que los de los hobbits, con algunas características similares a los molares de los humanos modernos. El homínido también tenía premolares relativamente grandes que, sorprendentemente, tenían dos o tres raíces en lugar de una. Los homínidos que datan de varios cientos de miles de años atrás, como el Homo erectus, generalmente tenían premolares con múltiples raíces.

Pero, ¿cuál es el origen de estos extraños individuos? Los primeros fósiles de homínidos en Eurasia tienen aproximadamente 1,8 millones de años y han sido atribuidos a otro miembro de nuestra familia, Homo erectus. La teoría más clásica dice que este intrépido homínido se aventuró fuera de África mientras otras especies, como Homo habilis o los autralopitecos, se quedaban en el continente madre esperando tranquilamente la extinción.

Los investigadores contemplan la posibilidad de que tanto el hombre de Flores como el de Luzón evolucionaran de forma separada en sus respectivas islas durante cientos de miles de años a partir de Homo erectus. El pequeño tamaño de ambos podría ser atribuido a la falta de recursos que supone vivir en un habitat isleño. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que su antecesor sea otro Homo temprano salido de África de cuya gesta aún no se han documentado evidencias.

Esas preguntas hacen de los nuevos fósiles “un descubrimiento emocionante y desconcertante“, dice Martinón-Torres, director del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana en Burgos, España.

Fuente: Science News

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: