Ciencia Medio Ambiente NewsFeed

Científicos descubren el primer organismo que posee genes de clorofila pero no realiza fotosíntesis

Universidad de Columbia Británica
El biólogo de la UBC, Waldan Kwong, observa los corales en el laboratorio. Imagen: UBC

Por primera vez, científicos de la Universidad de Columbia Británica (UBC), han encontrado un organismo que puede producir clorofila pero que no participa en la fotosíntesis.

El organismo peculiar se denomina «corallicolid» porque se encuentra en el 70% de los corales de todo el mundo y puede proporcionar pistas sobre cómo proteger los arrecifes de coral en el futuro.

«Este es el segundo cohabitante de coral más abundante del planeta y no se había visto hasta ahora«, dice Patrick Keeling, botánico de la UBC e investigador principal que supervisa el estudio publicado en Nature. «Este organismo plantea cuestiones bioquímicas completamente nuevas. Parece un parásito, y definitivamente no es fotosintético. Pero produce clorofila«.

La clorofila es el pigmento verde que se encuentra en plantas y algas y les permite absorber la energía de la luz solar durante la fotosíntesis.

«Tener clorofila sin fotosíntesis es realmente muy peligroso porque la clorofila es muy buena para capturar energía, pero sin la fotosíntesis para liberar esa energía lentamente, sería como vivir con una bomba en tus células«, dice Keeling.

Los corallicolid viven en la cavidad gástrica de una gran variedad de corales como los que construyen arrecifes, así como corales negros, corales abanico, corales hongo y anémonas. Son organismos apicomplejos, que forman parte de un vasto grupo de endoparásitos obligados que tienen un compartimento celular llamado plastidio, que es la parte de las células de plantas y algas donde se realiza la fotosíntesis.

El apicomplejo más famoso es Plasmodium, el parásito responsable de la malaria.

Hace más de una década, se descubrieron algas fotosintéticas relacionadas con los apicomplejos en corales sanos, lo que indica que podrían haber evolucionado a partir de organismos benignos de fotosíntesis adheridos a los corales antes de convertirse en los parásitos que conocemos hoy.

Los datos ecológicos mostraron que los arrecifes de coral contienen varios apicomplejos, pero los corallicolid, el más común, no se habían estudiado hasta ahora. El organismo ha revelado un nuevo enigma: no solo tiene un plastidio, sino que contiene los cuatro genes utilizados en la producción de clorofila.

«No sabemos por qué estos organismos se aferran a estos genes de la fotosíntesis. Aquí hay algo de biología novedosa, algo que no hemos visto antes«, dice Waldan Kwong, investigador postdoctoral de la UBC y autor principal del estudio.

Los investigadores ahondarán sobre los corallicolides y esperan proporcionar una comprensión más sofisticada de los hábitats de coral que nos permita preservarlos mejor.

Deja tu comentario

Comentarios