Campus Deportes NewsFeed

La halterofilia cambió mi vida

Roberto Torres / Myriam Nuñez
En los Juegos Universitarios de 2018, Leticia González Hori obtuvo el primer lugar al levantar 87 kilos en arranque, y 107 en envión, 194 kilos en total.

La halterofilia cambió la vida de Leticia González Hori, alumna de primer semestre de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM. Su historia es una muestra de tesón y compromiso, una evidencia de la capacidad que tenemos los seres humanos para reinventarnos, enfrentar adversidades y alcanzar el éxito.

Su trayectoria inició en la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) Plantel 8, cuando cursaba el segundo año. Ahí se planteó, por primera vez, practicar alguna actividad física de forma constante.

Motivada por esa idea, observó los entrenamientos de futbolistas y basquetbolistas, pero no encontró estímulos suficientes. Entonces, una amiga le sugirió visitar el gimnasio y ahí todo cambió.

No sólo se sorprendió por las manifestaciones de fuerza de los jóvenes que entrenaban; también la atrapó la unión que prevalecía en el grupo. Con ese impulso acreditó las pruebas físicas que le solicitaron para su inscripción.

En entrevista, aseguró que el levantamiento de pesas la cautivó de inmediato y paulatinamente transformó su entorno personal, al dejar atrás los momentos difíciles que entonces vivía, además, organizó de mejor manera su tiempo libre.

Su entrenamiento formal inició el 7 de septiembre de 2015. A partir de esa fecha, su dedicación le permitió perfeccionar su técnica para convertirse en una atleta de alto rendimiento, y participar en diversas competencias a nivel nacional, colocándose en los primeros lugares.

En las Olimpiadas Nacionales se ubicó en el cuarto sitio, sin embargo, espera que tras la aprobación de la categoría sub-23 en su competencia, tendrá posibilidades de medalla, pues tendrá la oportunidad de participar tres años más. Por ahora, sus mayores logros son dos terceros lugares, un segundo y una medalla de oro en el certamen nacional Torneo del Pavo, con sede en San Luis Potosí.

“Las pesas requieren fuerza en el cuerpo, mente y emociones. Este deporte es mi vida, pues me ha dado motivación para estabilizar mi peso corporal, continuar los estudios y vivir de una manera diferente”, afirmó la campeona.

Para ella, la halterofilia es una actividad que demanda equilibrio entre mente y cuerpo. Por ello, como integrante de la ENTS busca “desarrollar intervenciones que unan al deporte y la profesión para ayudar a los individuos”.

Cuando finalice su carrera deportiva, Leticia desea ser entrenadora y tener un equipo de seleccionados nacionales. Externó que quiere formar parte de alguna asociación de levantamiento de pesas dentro de nuestra Universidad, pues “ser universitaria y representar a la UNAM ha sido mi gran orgullo”.

Los datos

La halterofilia es un deporte que consiste en hacer el levantamiento del máximo peso posible en una barra, a cuyos extremos se fijan discos que determinan el peso. A dicho conjunto se denomina haltera.

Tiene dos modalidades: Arranque, donde la barra está en el piso y debe pasar sobre la cabeza en un solo movimiento, hasta en tres intentos, y Envión, cuando en un primer movimiento la barra pasa del piso a los hombros, y en un segundo paso, encima de la cabeza.

En los Juegos Universitarios de 2018, Leticia obtuvo el primer lugar al levantar 87 kilos en arranque, y 107 en envión, para un total de 194 kilos.

Deja tu comentario

Comentarios