Campus Internacional

Referéndum en Cuba apuesta por un modelo de desarrollo alternativo

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
“Le da continuidad a su carácter socialista proveniente de la Constitución de 1976", señaló el investigador José Antonio Hernández.

El referéndum a la constitución cubana, aprobado por más del 80 por ciento de la población votante según cifras publicadas por cibercuba.com, representa un proceso importante para la isla y la región.

“Le da continuidad a su carácter socialista proveniente de la Constitución de 1976, es una actualización para adecuarse al sistema internacional, a nivel regional es un llamado a la ofensiva de las izquierdas, el socialismo y a todo aquel sistema progresista o de izquierda”, señaló José Antonio Hernández Macías, investigador del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM.

El también académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, explicó que el voto masivo por el sí fortalece la visión de que hay alternativas, además del modelo capitalista y neoliberal, de otro modelo de desarrollo.

Hernández Macías, especialista en política exterior de Cuba, refirió que aunque la nueva Carta Magna refrenda el carácter socialista de la isla y el Partido Comunista se mantiene como único, hay cambios en el ámbito económico. Se reconoce la propiedad privada y la inversión extranjera; a nivel social hay acceso a la información y a los datos, hay mayor libertad de expresión, “se adecua a otorgar derechos a la sociedad, aunque la aceptación del matrimonio homosexual se aplazó porque generó controversia y no fue incluido”.

Señaló que Cuba es ejemplo de un modelo de democracia participativa que permite a la sociedad tener incidencia en las decisiones de su país. “Se está adecuando al contexto regional e internacional, estamos pasando de un unipolarismo a uno multipolar, y Cuba envía un mensaje al mundo de que continuará su proyecto de nación que ha generado una base política y social que le da mayor presencia a la igualdad de oportunidades, la mayoría de la población tiene el mismo nivel educativo, salud, oferta cultural y deportiva”.

Finalmente, el investigador acotó que ningún documento de la magnitud de una constitución es perfecto, “desde la discusión hasta la redacción tuvo que haber discrepancias y las habrá pero una mayoría lo está apoyando, refrendan el sistema que deriva del pensamiento de José Martí y reforzados con Fidel Castro y Raúl, se dan cuenta que la otra opción sería ser una colonia más como Puerto Rico o ser un país del Caribe sin tantos recursos como Haití. Saben que vienen tiempos difíciles porque Estados Unidos endurecerá sus críticas y postura, y esta es una forma de crear unidad en la isla”.

Deja tu comentario

Comentarios