Ciencia NewsFeed Salud Tecnología

Investigadores están desarrollando el primer análisis de sangre para la detección de cáncer de mama

Universidad de Heidelberg
Investigadores del Hospital Universitario de Heidelberg están desarrollando el primer análisis de sangre comercializable para el cáncer de mama. Imagen: Universidad de Heidelberg

El Hospital Universitario de Mujeres del Hospital Universitario de Heidelberg, en Alemania, uno de los centros más grandes para la investigación y la terapia del cáncer, ha desarrollado un nuevo procedimiento que puede mejorar la detección del cáncer de mama con la ayuda de un análisis de sangre. Basado en un procedimiento innovador de biopsia líquida, es posible diagnosticar la enfermedad de forma no invasiva.

El análisis está basado en el principio de «biopsia líquida» y fue  presentada este 21 de febrero durante el Congreso de Capacitación de la Academia Alemana de Ginecología, en Düsseldorf. El método sirve para obtener información sobre una enfermedad a partir de fluidos corporales, como la sangre, orina o saliva. Analizando las ‘sustancias’ que producen las células tumorales (biomarcadores) y liberan en la sangre.

Con la biopsia líquida fueron capaces de identificar hasta ocho tipos diferentes de cáncer, si bien el porcentaje de aciertos aún era bastante bajo: solo se pudo identificar uno de cada tres casos de cáncer de mama. Ese resultado, en comparación con el de una mamografía, es insuficiente, ya que esta llega a un porcentaje de aciertos de cerca del 78%. Sin embargo el equipo de investigadores mejoró la prueba solo para reconocer el cáncer de mama y alcanzaron una sensibilidad de 75%.

La prueba requiere solo unos pocos mililitros de sangre y debe ser realizada en el laboratorio. La prueba se puede aplicar a mujeres de todas las edades.

Los investigadores se concentraron en 15 biomarcadores diferentes (miARN y marcadores de metilación), con la ayuda de los cuales se pueden detectar incluso tumores pequeños.

«El análisis de sangre desarrollado por nuestro equipo de investigación es una forma nueva y revolucionaria de detectar el cáncer de mama de forma no invasiva y rápida mediante el uso de biomarcadores en la sangre«, dijo el profesor Christof Sohn, Director Médico Ejecutivo de la Clínica Ginecológica Universitaria de Heidelberg, y agrega: «El nuevo es significativamente menos estresante para las mujeres, porque no es doloroso ni está asociado con la exposición a la radiación«.

Cuanta más edad tenga la paciente, menos exacto será el resultado. En las mujeres de menos de 50, la sensibilidad del test se reduce a un 60%. Los 50 es la edad en la que, en Alemania, las obras sociales de salud comienzan a pagar una mamografía como estudio para prevenir el cáncer, por lo cual ambos análisis se complementarían.

El test también podría detectar tumores que no son visibles en una mamografía cuando el tejido mamario es demasiado denso. Además, se indica en pacientes que, por razones de salud, no pueden someterse a una mamografía, durante la cual los senos son aplastados para lograr una mejor imagen. Por otro lado, una tomografía de resonancia magnética tiene la desventaja de que se utiliza una gran cantidad de rayos X.

Los investigadores confían en que el test podría salir a la venta ya en el transcurso de 2019. Su optimismo está respaldado por los llamados estudios de cohorte prospectivos, en los que se hace un seguimiento de los individuos durante cierto tiempo para observar su evolución.

El método incluso podría ayudar a monitorear el éxito de una quimioterapia y de los medicamentos que la componen, a fin de diseñarla a medida de la necesidad de cada paciente.

Deja tu comentario

Comentarios