Cultura

Ira literaria por un cintillo

Joel Cervantes
Monero Carreño

El objetivo central de la editorial española Drácena es editar única y exclusivamente textos concebidos en lengua española, y bueno, eso está muy bien. No les interesa la traducción y su atención la prodigan en libros de creadores del siglo XX hasta nuestros días.

Con la edición de la novela Reencuentro de personajes, de la escritora y dramaturga Elena Garro, esta editorial cayó en un marasmo de diatribas, no por la nueva edición, sino por su cintillo, que muchos denunciaron como una afrenta a la autora por su machismo atávico.

A guisa de publicidad escandalosa –que, por supuesto, “es lo que vende”— puede leerse en la faja: “Mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez y admirada por Borges”. Tal situación provocó que Patricia Rosas Lopátegui, biógrafa oficial de Garro, publicara una carta en change.org exigiéndole a los editores retirar la edición de la novela por contener textos de la contraportada y del epílogo “plagados de datos misóginos y sexistas”.

En su cuenta de twitter la editorial española informó de su solicitud a distribuidoras y librerías para que retiren el cintillo de todos los ejemplares de la novela (https://twitter.com/Ed_Dracena/status/804398136546496514).

Sin embargo, para abonar aún más a las duras críticas, un editor de Drácena respondió –vía correo electrónico—a Verne de El País: “Con la faja queríamos poner en contexto la importancia literaria de Elena Garro, autora totalmente desconocida en España”.

Ignorancias y gazapos aparte, el próximo 11 de diciembre se conmemora el centenario del natalicio de la escritora poblana, quien para el escritor Geney Beltrán –responsable de la selección y del prólogo de Elena Garro. Antología— “se le debe considerar, sin regateos ni rencores, como una destacada voz literaria”.

 

Material de Lectura UNAM

Deja tu comentario

Comentarios