Historia Humanidades

Increíble, los médicos usaban ranas como una prueba de embarazo convencional

BBC
Imagen de una rana Xenopus laevis. Foto: BBC

En los años 30’s y hasta finales de los años 60’s la mejor manera de realizar un test de embarazo era, sorprendentemente, con la ayuda de una especie de rana africana llamada Xenopus laevis.

Aunque suene a pseudociencia el test Hogben patentado por el científico británico Lancelot Hogben, fue una práctica reconocida por los médicos y llevada a cabo en clínicas de todas partes del mundo.

La ex técnica de laboratorio Audrey Peattie explicó: «El hospital nos mandaba la muestra de orina de la mujer y la inyectábamos bajo la piel de una rana hembra. Los animales volvían a ser colocados en sus tanques y en la mañana verificábamos si había huevos en el agua«.

Si la rana hembra había ovulado, eso significaba que la mujer estaba embarazada y que la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana, había iniciado la ovulación en la rana.

Las ranas Xenopus eran el animal ideal para realizar la prueba, ya que como descubrió el científico Lancelot Hogben son muy sensibles a los cambios hormonales. Específicamente, Hogben observó que inyectar una rana saludable con extractos de pituitaria de otra podía desencadenar la ovulación en cuestión de horas.

En 1937 Hogben y el genetista animal Francis Albert Eley Crew importaron 1.500 ranas Xenopus a Reino Unido desde Sudáfrica. Dos años después averiguaron cómo criarlas en los laboratorios y la prueba Hogben se volvió de lo más fácil para pedir a los médicos.

«El primer test de embarazo casero salió al mercado en 1971, pero realmente se vuelve popular sólo en la década de los 90, mucho más tarde de lo que la gente piensa«, en esa época era demasiado biológico y se consideraba hasta grosero.

Fuente: BBC noticias

Deja tu comentario

Comentarios