Ciencia Internacional Medio Ambiente NewsFeed

2018 el cuarto año más caluroso registrado, y aumentando

NASA
Los impactos del calentamiento global a largo plazo ya se están sintiendo, en inundaciones costeras, olas de calor, precipitaciones intensas y cambios en los ecosistemas. Imagen: www.elnuevosiglo.com.co

Según los nuevos informes publicados en la página oficial de la NASA, los últimos cinco años, de 2014 a 2018, son los años más cálidos registrados en los 139 años en que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) ha rastreado el calor global. En general, 2018 fue el cuarto año más caluroso jamás registrado, y las tendencias del cambio climático sugieren que las temperaturas solo seguirán subiendo.

Un clima cálido no solo calienta los veranos y evita que los inviernos se tornen tan fríos como antes: también puede alterar los patrones climáticos, haciendo que las tormentas sean más fuertes y los eventos de lluvia más intensos. Puede cambiar cuándo y dónde cae la nieve o los lagos se congelan. Y puede reprogramar las mismas formas en que circulan los océanos.

El informe es la última entrega de un análisis anual que compara las mediciones de temperatura globales independientes de los dos organismos con datos históricos. Los conjuntos de datos de ambas agencias se producen exclusivamente a partir de observaciones recopiladas en estaciones terrestres de todo el mundo. Pero los satélites también desempeñan un papel importante en la validación de esos datos, ofreciendo información adicional sobre el clima y ayudando a las agencias a rastrear los procesos climáticos.

 

Esta gráfica muestra anomalías de temperatura anuales desde 1880 hasta 2018, con respecto a la media de 1951-1980. Imagen: NASA

Los datos de las agencias muestran que las temperaturas atmosféricas globales en 2018 fueron, en promedio, 0.79°C más cálidas que la temperatura promedio del siglo XX de 13.9 ° C.

Es un viaje a largo plazo por el elevador del calentamiento“, dice Deke Arndt, el jefe de la rama de monitoreo global de los Centros Nacionales de Información Ambiental de NOAA en Carolina del Norte.

Desde la década de 1880, la temperatura media global de la superficie ha aumentado aproximadamente 2 grados Fahrenheit (1 grado Celsius). Según Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA (GISS, por sus siglas en inglés) en Nueva York, este calentamiento ha sido impulsado en gran parte por el aumento de las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero causados ​​por actividades humanas.

Las tendencias de calentamiento tienen mayor efecto en la región ártica, donde durante el 2018 se observó la pérdida continua de hielo marino. Además, la pérdida de masa de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, que siguieron contribuyendo al aumento del nivel del mar. El aumento de las temperaturas también puede contribuir a temporadas de incendios más prolongadas y algunos fenómenos meteorológicos extremos.

Los impactos del calentamiento global a largo plazo ya se están sintiendo, en inundaciones costeras, olas de calor, precipitaciones intensas y cambios en los ecosistemas“, dijo Schmidt.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: