Ciencia Medio Ambiente NewsFeed Salud

El 90% de los recibos de tiendas, están elaborados con sustancias que provocan cáncer e infertilidad

Universidad de Granada
Los científicos advierten que no se deben mezclar los recibos de compra con la comida en la cocina al desempaquetar la compra, el pescado o la carne. Imagen: rtve noticias
Comparte con tus amigos
  • 350
    Shares

Un estudio internacional liderado por la Universidad de Granada (UGR), en el que participan investigadores del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada, el Hospital Universitario San Cecilio de Granada; la Université Paris Descartes y el Hospital Necker Enfants Malades de París y la National School of Public Healt de Río de Janeiro (Brasil), señala que el 90% de los recibos que nos dan en las tiendas y supermercados están elaborados con papel térmico y contienen bisfenol-A (BPA).

El BPA se trata de un conocido disruptor endocrino que altera el equilibrio hormonal en las personas expuestas y conduce a enfermedades de carácter hormonal como malformaciones genitourinarias, infertilidad, obesidad y cáncer en órganos dependientes de las hormonas, como el cáncer de mama.

Los investigadores advierten que no se deben mezclar los tickets con la comida en la cocina al desempaquetar la compra, por ejemplo, el pescado o la carne. Tampoco debemos jugar con ellos, ni arrugarlos para tirarlos, escribir notas o guardarlos en el coche, el monedero o el bolso.

Podemos reconocer este tipo de papel porque, si acercamos una fuente de calor, por ejemplo, una cerilla, se ennegrece de forma instantánea“, explica el catedrático de Medicina de la UGR Nicolás Olea, que junto con José Manuel Molina, del ibs.GRANADA, son autores principales del estudio. Una de estas opciones parece ser el empleo del bisfenol-S (BPS) que tiene una estructura molecular algo similar al BPA, pero con una introducción de un átomo de azufre (S) en lugar de un carbono (C) en su fórmula. “Lamentablemente, el BPS es también un disruptor endocrino, con una mayor persistencia medioambiental y por tanto, no puede es una opción válida“, destaca el catedrático.

Para el usuario son fáciles de identificar, ya que se trata de esos recibos que pierden lo impreso con el tiempo“, explica Olea. “Muchas veces lo único que encuentras es un fino polvo blanco que se desprende al sacarlos de la cartera o del monedero. El BPA es, precisamente, ese polvo blanco que te mancha los dedos“.

En este artículo, publicado en la revista Environmental Research, los investigadores han analizado la presencia tanto de BPA como de BPS en los recibos de papel térmico que usamos en nuestro día a día, así como la actividad hormonal de los extractos de estos recibos.

Sin embargo, después de que saliera dicho estudio, que provocara pánico entre consumidores, otras investigaciones que analizan la cantidad de BPA que se transfiere a través de la piel (ya no por ingestión) de una persona, en función de factores como el tiempo de contacto con el ticket o la humedad de las manos. Aunque esta cantidad varía al modificarse cada uno de esos parámetros, en general el artículo concluye que la dosis transferida es prácticamente insignificante.

Sin embargo, no podemos descartar que en extractos de papel térmico podemos encontrar BPA, y que depende de la exposición, en tal caso muchos puestos de trabajo están en contacto diario con estos materiales. Se necesitan más estudios para caracterizar mejor la contribución del papel térmico a la exposición humana a los bisfenoles y evaluar la seguridad de las alternativas propuestas.

Deja tu comentario

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: